Argentina: cinco distritos miden pulso electoral

Cerca de siete millones de argentinos votarán el domingo en cinco distritos, entre ellos la ciudad de Buenos Aires, para alcalde, gobernador y legisladores en una jornada en la que el oficialismo y la oposición medirán fuerzas con la mira puesta en las elecciones generales de octubre.

La mayor atención la concentrarán Córdoba y la capital argentina, segundo y cuarto distritos electorales más importantes del país después de la provincia de Buenos Aires. Ambos están gobernados por dirigentes opositores y pre-candidatos a la presidencia.

En Argentina el calendario electoral no está unificado, por lo que las elecciones provinciales pueden ofrecer una fotografía de las preferencias de la población para los comicios generales del 25 de octubre.

En la capital todas las encuestas vaticinan un triunfo del partido conservador Propuesta Republicana (PRO), del actual alcalde Mauricio Macri y uno de los favoritos para suceder a la presidenta Cristina Fernández.

El actual jefe de gabinete de Macri, Horacio Rodríguez Larreta, competirá por la alcaldía contra el ex ministro de Economía Martín Lousteau, de Energía Ciudadana Organizada, y Mariano Recalde, presidente de la estatal Aerolíneas Argentinas y del Frente para la Victoria, el partido de la presidenta.

Un triunfo amplio del candidato de Macri en el distrito que gobierna desde hace siete años sería un respaldo en la carrera hacia la presidencia del país contra el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, ungido por Fernández como su candidato. La gobernante está inhabilitada constitucionalmente para competir por un tercer mandato consecutivo.

Una encuesta de la consultora Managment & Fit difundida esta semana ubica a Scioli al tope de las preferencias con 36,9 por ciento, seguido por Macri con 31,6 por ciento.

En tanto en Córdoba, 800 kilómetros al norte de Buenos Aires, el actual gobernador José Manuel De la Sota también quiere darle impuso a su precandidatura presidencial con un triunfo de su candidato a sucederlo al mando de la provincia y favorito, Juan Schiaretti.

De la Sota milita en una corriente opositora al kirchnerismo dentro del partido peronista.

En ese distrito, con 2,7 millones de votantes, también compiten aspirantes a gobernador por el kirchnerismo y el PRO de Macri.

Por su parte en La Rioja, provincia al noroeste del país con unas 300.000 personas habilitadas para votar para gobernador, los sondeos vaticinan un triunfo del Frente para la Victoria.

En Corrientes, al noreste, unas 800.000 personas elegirán diputados y senadores provinciales, mientras que en La Pampa, en el centro del país, se desarrollarán las primarias para elegir candidatos a gobernador.