Suspendidos, Gates de Chargers y Richardson de Jets

La NFL suspendió el jueves por los primeros cuatro partidos de la próxima temporada a Antonio Gates, de los Chargers de San Diego: Sheldon Richardson, de los Jets de Nueva York, y Rolando McClain, de los Cowboys de Dallas.

Gates, quien juega como tight end, fue sancionado por el consumo de una sustancia para mejorar el desempeño. Richardson, integrante de la línea defensiva, fue castigado por abuso de sustancias, mismo motivo por el que se suspendió al linebacker McClain.

Los tres emitieron comunicados en los que se disculparon con sus familias, compañeros, equipos y seguidores.

La NFL informó que todos podrán participar en los campamentos de prácticas y en los partidos de pretemporada, y podrán regresar al plantel de jugadores en activo el 5 de octubre.

"En mis 12 años dentro de la NFL, me he enorgullecido tremendamente por respetar la integridad del emblema de la liga y todo lo que este significa", dijo Gates. "He tenido un cuidado extremo con mi cuerpo mediante tratamiento holístico. En un esfuerzo por recuperarme tras una larga temporada, y aunque en ese momento yo no lo sabía, lamento confirmar que di positivo por una sustancia que figura actualmente en la lista de aquellas que están prohibidas por la NFL".

Gates reconoció que hubiera sido conveniente cerciorarse de que aquello que tomaba estuviera permitido por los parámetros de la liga.

"Asumo la plena responsabilidad por mis actos", dijo.

Richardson indicó que las palabras no bastaban en este caso.

"Esto es algo que sólo puede enmendarse por la forma en que yo me conduzca de ahora en adelante", reconoció. "No quiero que esto sea un obstáculo en lo que el equipo trata de conseguir. Aunque no estaré ahí al comienzo de la temporada regular, haré lo que pueda por apoyar a mis compañeros hasta que pueda regresar al campo".

Richardson llega a su tercera temporada en la NFL. Fue nombrado por la AP el novato defensivo del año 2013. Ha sido titular prácticamente de forma ininterrumpida desde aquel año, y se esperaba que formara una parte importante de la defensiva bajo el mando del nuevo entrenador Todd Bowles.

La suspensión le costaría a McCain más que su salario base, por los bonos vinculados con el tiempo que permaneciera en la cancha. Esa bonificación estaba contemplada en el convenio por un año y tres millones de dólares que suscribió antes de la campaña.

"No infringiré las reglas de mi profesión en el futuro, y lamento mi error", dijo en un comunicado.

McClain, quien cumplirá 26 años este mes, ha figurado de manera intermitente en la alineación durante la última temporada, por lesiones de rodilla y de muslo, así como por conmoción cerebral. Pero totalizó 108 tacleadas, la segunda mayor cifra del equipo.

Su suspensión implica que Dallas comenzará la temporada sin dos jugadores defensivos clave. Greg Hardy fue suspendido 10 encuentros por violencia doméstica.

En tanto, el defensive end de los Packers de Green Bay Datone Jones fue suspendido por el primer partido de la temporada, previsto para el 13 de septiembre ante Chicago, debido a abuso en el consumo de drogas.