Malasia quiere tribunal sobre derribo de avión en Ucrania

Malaysia anunció el jueves al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que planea presentar una resolución pronto que establecería un tribunal internacional para enjuiciar a los responsables por el derribo de un avión de pasajeros de Malaysia Airlines en Ucrania el año pasado.

Diplomáticos dijeron que el embajador de Malasia en la ONU, Ramlan Bin Ibrahim, informó a miembros del Consejo que la resolución está siendo preparada por los cinco países que investigan el desastre y se presentará bajo Capítulo 7 de la Carta de la ONU, que puede ser implementado militarmente.

El embajador de Nueva Zelanda en la ONU, Gerard van Bohemen, presidente actual del consejo, dijo a reporteros tras el reporte a puertas cerradas de Malasia que los cinco países --Malasia, Ucrania, Holanda, Australia y Bélgica-- buscan "responsabilidad criminal" por el derribo del avión.

El vuelo de Amsterdam a Kuala Lumpur se estrelló el 17 de julio de 2014 en el este de Ucrania, causando la muerte de sus 298 ocupantes.

Persiste la controversia sobre quién derribó el aparato.

Ucrania y Occidente sospechan que fue derribado por un misil tierra-aire disparado por soldados rusos o separatistas apoyados por Rusia que combaten en la región. Moscú lo niega y funcionarios rusos y medios estatales aseguran que la aeronave fue derribada por un misil o un avión de combate ucraniano.

Diplomáticos dijeron que Rusia, miembro permanente del Consejo con derecho a veto, tiene en sus manos la adopción de una resolución.

El diplomático malayo Johan Ariff Abdul Razak dijo tras las reuniones del jueves que "tenemos la impresión de que todos los miembros del Consejo, incluyendo Rusia, estaban dispuestos a ponderar más el asunto".

De acuerdo con diplomáticos, que hablaron a condición de anonimato porque las consultas fueron a puertas cerradas, el embajador Ibrahim dijo que espera circular en los próximos días el texto propuesto de una resolución con un anexo para establecer el tribunal. El embajador dijo que quisiera ver su aprobación para el final de julio, dijeron los diplomáticos.