Líder de ONU lamenta campaña dominicana contra inmigrantes

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dijo el jueves a líderes caribeños que comparte las preocupaciones sobre una campaña contra migrantes en República Dominicana, la mayoría de ellos originarios de Haití o de ascendencia haitiana.

Ban habló al inicio de una reunión de líderes de las naciones de la Comunidad del Caribe de 15 miembros, y a la cual pertenece Haití. Su vecino, República Dominicana, no integra la CARICOM ni contaba con un representante en la reunión.

Ban criticó la reciente decisión del gobierno dominicano de iniciar la deportación de personas que no son ciudadanos dominicanos y que no presentaron solicitudes para establecer una residencia de manera legal, ya que considera que se trata de una "cuestión de derechos humanos y de dignidad humana".

"He hablado esto con el presidente de República Dominicana y confío en que habrá un mayor avance en la resolución de este asunto", indicó en un escenario rodeado por líderes caribeños.

La semana pasada, el primer ministro haitiano Evans Paul advirtió que República Dominicana estaba generando una crisis humanitaria con sus medidas, ya que 14.000 personas, muchas de ellas niños y jóvenes, habían cruzado la frontera hacia Haití en menos de una semana.

El gobierno dominicano ha asegurado por su parte que las deportaciones serán un proceso metódico y prolongado.

El jueves por la mañana, Ban se comprometió a presionar en busca de más fondos para ayudar a las pequeñas islas-Estado a adaptarse al cambio climático y a adoptar un desarrollo sostenible. Dijo ante los líderes caribeños que ellos se hallan en el "frente de batalla climático" y gobiernan naciones que son "algunos de los países más vulnerables del mundo".

La reunión en Barbados se enfoca más que nada en temas de desarrollo, pero se esperaban discusiones a puerta cerrada sobre asuntos políticos espinosos, como una creciente disputa fronteriza entre los vecinos Guyana y Venezuela.

La capital de Guyana funge como sede de la CARICOM. Venezuela ha reclamado por mucho tiempo cerca de dos tercios de Guyana al oeste del río Esequibo de ese país, así como una extensa área marina en la que Exxon Mobil Corp. dijo recientemente haber encontrado un importante yacimiento petrolero.

Antes de dirigirse a la reunión en Barbados, el presidente de Guyana, David Granger, dijo que su gobierno estaba decidido a mejorar sus relaciones con su vecino pero se opuso rotundamente a "las crecientes acciones militares de Venezuela dirigidas contra la soberanía e integridad territorial de Guyana".

Los líderes del Caribe invitaron al presidente venezolano Nicolás Maduro a la reunión, pero los organizadores informaron el jueves que se les avisó que un representante del gobierno venezolano estaría presente.