Ocho heridos leves tras dos explosiones en norte de Bogotá

Ocho personas resultaron heridas el jueves tras la explosión de dos artefactos en dos sitios diferentes de Bogotá, tras lo cual las autoridades de Colombia ofrecieron una recompensa equivalente a más de 38.000 dólares para dar con los responsables.

El primer estallido se registró en una sucursal del fondo de pensiones Porvenir ubicada en la principal zona bancaria de la capital colombiana, y dejó siete heridos, dijo a periodistas Mauricio Bustamante, secretario de Salud de la ciudad.

La segunda explosión ocurrió en otra sede de Porvenir, en el sector de Puente Aranda, en el oeste de Bogotá, agregó. Ahí se registró un herido que fue trasladado a un centro médico.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, explicó en rueda de prensa que los estallidos fueron "de manera motivada, por personas que estaban accionando la carga explosiva", y anunció una recompensa de hasta 100 millones de pesos (38.111 dólares) para quienes entreguen información veraz que permita la captura de los autores.

Desde su punto de vista, los hechos de la jornada "pretenden amedrentar a los bogotanos" y los calificó de terroristas.

"Pero son hechos que no deben generar en la población el sentido de ausencia de la fuerza pública", porque ésta apoya a los habitantes en todos los sitios de la capital, afirmó.

Las investigaciones de las autoridades están muy adelantadas, aseguró, y dijo esperar poder anunciar en breve la captura de los autores.

El presidente del país, Juan Manuel Santos, señaló a la "guerrilla"-- aunque sin precisar cuál de ellas -- como posible autora de los atentados.

"La guerrilla cuando acude al terrorismo demuestra debilidad y cobardía (...) Venimos combatiendo y seguiremos con la Constitución en una mano y la ofensiva militar en la otra", dijo desde Perú durante la inauguración de la cumbre de la Alianza del Pacífico.

"Hay momentos en los que tenemos que estar con nuestro pueblo y hacer lo necesario para proteger a los colombianos", agregó antes de regresar prematuramente a Bogotá.

Durante la cumbre, los presidentes de Chile y México se solidarizaron con Colombia.

"Chile condena los atentados en Colombia y expresamos toda nuestra solidaridad", afirmó la presidenta chilena Michelle Bachelet durante su intervención en un hotel de la bahía peruana de Paracas, a 250 kilómetros al sur de Lima, adonde arribó por la tarde desde Santiago.

El mexicano Enrique Peña Nieto también ofreció su apoyo a Santos.

"Quisiera expresar nuestra mayor solidaridad con el pueblo de Colombia, decirle que México lamenta y condena lo ocurrido y los hechos violentos que han pasado en Bogotá el día de hoy", afirmó.

Un testigo, José Cipriano López, de 46 años, comentó que la primera explosión lo tomó por sorpresa en el piso 9 del edificio en la calle 72, la llamada avenida República de Chile. Dijo estar muy asustado y comentó que "se sintió como un terremoto porque se movió todo el edificio".

Ninguno de los dos artefactos era de gran potencia, de acuerdo con César Urueña, jefe de Socorro Nacional de la Cruz Roja Colombiana.

Por su parte, la secretaria de Gobierno de la capital, Gloria Flórez, indicó que desconocen si había amenazas contra la empresa Porvenir, y señaló que en breve habrá un consejo de seguridad en la Alcaldía de Bogotá.

Flórez pidió al gobierno nacional reforzar sus servicios de inteligencia y de fuerza pública en Bogotá toda vez que, en su opinión, la capital de la República está expuesta a este tipo de actos.

El general Humberto Guatibonza, comandante de la Policía Metropolitana, dijo que se están revisando las cámaras de seguridad ubicadas en los sitios de las explosiones. También se están escuchando las versiones de varios testigos.

En febrero y marzo pasados, una serie de atentados sacudió Bogotá. En esa ocasión hubo varios heridos y las investigaciones de las autoridades apuntaron a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) como la eventual responsable de los ataques contra locales comerciales y bancarios.

John Marulanda, experto en seguridad, atribuyó los atentados de la jornada a milicianos de las guerrillas "con el fin de generar -- sin causar mucho daño -- malestar y seguir presionando el cese bilateral del fuego", como han pedido el ELN y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En diálogo telefónico con la AP, Marulanda recordó que la empresa Porvenir es propiedad de Luis Carlos Sarmiento, considerado el hombre más rico del país y dueño del diario El Tiempo, el medio de comunicación más importante e influyente de Colombia.

Pero Martha Lucía Zamora, alcaldesa encargada de Bogotá, se abstuvo de hacer señalamientos, ya que, dijo, "debemos ser muy respetuosos de las investigaciones". Por eso no habló ni de hipótesis ni de indicios sobre las dos explosiones de la tarde.

____

El periodista Franklin Briceño de la AP contribuyó con este despacho desde Perú.