Comerciantes colombianos marchan contra ley anticontrabando

Centenares de comerciantes de los llamados almacenes de Sanandresito marcharon el jueves por varias ciudades del país en protesta por una reciente ley que endurece las penas relacionadas con el contrabando de mercancías.

Bajo el lema "somos comerciantes no delincuentes", los manifestantes se hicieron presentes en la histórica Plaza Bolívar de Bogotá para expresar su malestar por la ley que castiga hasta con prisión el contrabando.

El presidente Juan Manuel Santos declaró el jueves que trata de "una ley importantísima" porque "el contrabando le causa un terrible daño al país, al empleo del país (y) financia los grupos mafiosos". En su concepto, la ley no afecta a los pequeños comerciantes ya que, por el contrario, "les va a quitar competencia desleal".

Alberto Camacho, uno de los líderes de los comerciantes, le explicó a The Associated Press que en Colombia hay 45 centros comerciales con locales de los llamados Sanandresitos; de ellos, 20 están localizados en la capital colombiana.

Los Sanandresitos, con centenares de locales que normalmente ofrecen electrodomésticos, se destacan en el país porque sus precios son más baratos que los de aquellos que venden productos similares debido a que no pagan impuestos.

"Estamos protestando por las nuevas medidas que implementó el gobierno y hay que aclarar que somos comerciantes y no delincuentes", dijo Camacho.

Además enfatizó en que "si el gobierno habla con la guerrilla, ¿por qué no va a hablar con nosotros que somos hombres de bien?".

Desde fines de 2012 el gobierno de Santos y las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) adelantan en Cuba un proceso de paz para tratar de poner fin a más de 50 años de confrontaciones entre las partes.

Otro comerciante, Alejandro Contreras, le dijo a la AP que desde hace 10 años tiene un local en un Sanandresito del centro bogotano y "me ha dado para alimentar a mi familia". Pero ahora, advirtió, "si seguimos con esa ley me toca irme para el monte".

El senador Iván Duque, del opositor Centro Democrático, explicó vía telefónica que el proyecto de ley contra el contrabando vino del gobierno y su movimiento político lo apoyó "porque tiene muchos elementos rescatables".

La ley, aprobada el 17 de junio, endurece las penas cuando, según Duque, por ejemplo el contrabando se consuma como delito con la anuencia de funcionarios públicos.