Polonia pide detalles de indagatoria a religiosos

Las autoridades polacas solicitaron a la República Dominicana detalles de la investigación por abuso sexual a menores por parte de dos sacerdotes polacos, uno de los cuales era el enviado del Vaticano a esa nación, se informó el miércoles.

El caso del enviado probablemente pondrá a prueba la disposición de la Santa Sede a asumir sus responsabilidades legales en vista de las acusaciones dirigidas contra uno de sus propias filas. El Vaticano ha llamado de regreso al enviado, arzobispo Jozef Wesolowski, y lo ha relevado de su cargo como nuncio apostólico. Agregó que cooperaba con la investigación dominicana pero no reveló el paradero del acusado.

El procurador general polaco escribió a las autoridades dominicanas solicitando detalles de su investigación y preguntando si había evidencias de mal comportamiento en Polonia, afirmó un vocero de la fiscalía, Mateusz Martyniuk. Explicó que sin esa información su país no puede efectuar una investigación propia.

Las autoridades dominicanas no han solicitado ninguna asistencia a Polonia en su investigación sobre el enviado papal y el religioso Vojciech Gil.

El procurador general dominicano, Francisco Domínguez Brito, dijo a la TVN24 que "ningún delito quedará sin castigar".

Gil estaba en Polonia de vacaciones cuando se conocieron las denuncias y no ha regresado a la República Dominicana, aunque su superior le dijo que enfrentara la justicia dominicana, dijo a la Associated Press el reverendo Aleksander Ogrodnik, que está en el mismo convento con Gil.

Agregó que en el convento se desconoce el paradero de Gil.