Proyecto de remodelación mejora Alcatraz para turistas

Más de un millón de personas visitan la isla de Alcatraz cada año para ver al antiguo penal de la bahía de San Francisco, que ganó fama por la película de Clint Eastwood sobre la fuga de tres prisioneros en la década de los sesenta.

Pero hoy en día, la prisión que abrió por primera vez al público en octubre de 1973 mostraba el paso de los años y algunos edificios necesitan techos nuevos, estabilización y pintura.

Luego de más de un año de trabajos, el Servicio Nacional de Parques develó el miércoles mejoras en Alcatraz, mostrando 3 millones de dólares en remodelaciones en el puerto de entrada, la casa de guardas, la biblioteca y otras áreas históricas.

"Como sabemos, en este área las cosas tienen que estar estabilizadas ante sismos. Este (complejo de casas de guardas) es un área que no estaba estabilizada. Como todos los visitantes vienen en esta dirección, queremos hacerla más segura", dijo Chris Lehnertz, superintendente del Área Nacional de Recreación del Golden Gate.

El miércoles, funcionarios del departamento usaron tijeras gigantes para cortar un lazo rojo, blanco y azul sostenido por voluntarios vestidos con uniformes de la era de la Guerra Civil. Dentro del puerto de entrada, levantaron una cubierta plástica amarilla para revelar impresionantes vistas de la Bahía de San Francisco que habían estado bloqueadas por un cobertizo de botes que fue demolido como parte del proyecto de restauración.

"El puerto de entrada aquí en Alcatraz es realmente un punto de entrada que revela las capas de la historia que se preservan aquí", dijo Lehnertz. "Es la estructura original en la isla. Es el sitio más histórico en la isla, la entrada a la experiencia que los visitantes ven hoy".

Además, la histórica tronera de cañón en la casa de guardas del este ha sido restaurada con su condición original.

Otras estructuras históricas que no han sido vistas en décadas, como el cartel original de entrada del edificio -- "Alcatraces 1857" -- han quedado plenamente expuestas y pueden ser vistas por todos los visitantes.

La isla fue nombrada originalmente "isla de los Alcatraces" por el explorador español Juan Manuel de Ayala porque la escarpada roca estaba habitada por numerosas aves marinas. El nombre fue acortado más adelante.