Reportan séptimo ataque de tiburón en Carolina del Norte

Un tiburón mordió varias veces a un hombre de 68 años que se encontraba con el agua a la altura de la cintura en una playa de la cadena de islas Outer Banks, en Carolina del Norte, el séptimo ataque de tiburón en la costa del estado en menos de tres semanas.

El hombre sufrió heridas en la caja torácica, en una pierna, cadera y ambas manos cuando trató de pelear con el animal, dijo el miércoles Justin Gibbs, director de servicios de atención de emergencias del condado Hyde County. El ataque ocurrió alrededor del mediodía en una playa de la Isla Ocracoke, señaló.

"El individuo estaba de hecho ubicado justo enfrente de la torre del salvavidas cuando ocurrió", dijo Gibbs, quien agregó que testigos dijeron que el escualo medía aproximadamente 2,10 metros (siete pies) de largo. "Fue sumergido por el tiburón y mordido en varias ocasiones".

Estaba nadando en aguas que le llegaban a la cintura con su hijo adulto aproximadamente a nueve metros de la orilla, dijo el Servicio de Parques Nacionales en un comunicado de prensa. Ningún otro nadador resultó herido.

Se trata de la séptima persona atacada por tiburón en la costa de Carolina del Norte en tres semanas, la mayor cifra en al menos 15 años. La mayoría de las víctimas fueron atacadas en aguas poco profundas. Las lesiones van desde heridas menores en talón y tobillo de un niño de 8 años en Surf City a lesiones no especificadas pero inicialmente graves a un joven de 18 años que fue mordido el sábado a unos 40 kilómetros (25 millas) al norte de Cabo Hatteras.

Roger Rulifson, un distinguido profesor de biología y científico en la Universidad del Este de Carolina, dijo que recientemente ha habido reportes de peces pequeños acercándose más a la costa este verano, lo cual atrae tiburones. Ha habido además reportes de grandes cantidades de tortugas marinas a lo largo de la costa, las cuales también gustan a los tiburones como alimento, agregó.