Fieles y detractores se reúnen en la Iglesia de la Marihuana

Más de 100 personas abarrotaron una iglesia de Indianápolis que admite fumar marihuana, durante un primer servicio lleno de música y carente de su ilegal sacramento, días después de que las autoridades amenazaron con realizar arrestos si algún miembro de la congregación encendía un cigarrillo.

Los participantes del servicio inaugural de la Primera Iglesia del Cannabis, tenían planeado celebrar el miércoles fumando marihuana.

Pero el fundador de la iglesia, Bill Levin, decidió que no se fumara la hierba durante el servicio para evitar arrestos y asegurarse de poner a prueba la nueva ley de objeciones religiosas del estado en una corte civil y no en terrenos penales.

La policía de Indianápolis no realizó arrestos antes, durante o después del servicio.

Pero unas 40 personas que están en contra de la nueva iglesia, se manifestaron del otro lado de la calle durante el servicio, algunos de ellos con letreros con leyendas tales como: "La marihuana es ilegal en Indiana".