Congresista estadounidense dialoga con sectores venezolanos

El presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado de Estados Unidos, Bob Corker, se reunió el miércoles con el defensor del pueblo de Venezuela como parte de los diálogos que ha sostenido con representantes de diferentes sectores para el acercamiento entre Washington y Caracas.

El defensor del pueblo, Tarek William Saab, afirmó que la presencia de Corker en el país tendrá una repercusión de "carácter positivo" en el proceso de recomposición de la relación bilateral que adelantan ambos países desde abril.

"El centro de esta visita... es acercar a ambas naciones en un clima de respeto institucional", dijo Saab a la prensa tras la reunión que tuvo con el senador donde también estuvo presente Maximilien Arveláiz, actual encargado de negocios de la embajada de Venezuela en Estados Unidos.

El influyente congresista tiene previsto reunirse en las próximas horas con otras autoridades venezolanas, precisó el defensor del pueblo.

El senador republicano se reunió la víspera con integrantes de la coalición opositora y familiares de algunos de los presos políticos.

Corker "vino a escuchar, no emitió opiniones", afirmó Delsa Solórzano, coordinadora de la Comisión de Derechos Humanos de la alianza opositora, al hablar sobre la reunión que tuvieron los representantes de la llamada Mesa de la Unidad Democrática con el congresista en la embajada de Estados Unidos en Caracas.

Solórzano dijo a The Associated Press que en el encuentro los opositores hablaron sobre los presos políticos, la crisis económica, la situación de los derechos humanos, los procesos judiciales que enfrentan algunos medios locales que son críticos del gobierno y las condiciones para las elecciones parlamentarias previstas para el 6 de diciembre.

En relación con la crisis económica, caracterizada por una desbordada inflación y severos problemas de escasez, la dirigente opositora dijo que Corker les confesó que le impactaron las largas filas de personas que se forman en algunos comercios para adquirir alimentos y otros bienes.

La visita de Corker a Caracas se da casi tres semanas después del encuentro que tuvieron el presidente de la Asamblea Nacional, el diputado oficialista Diosdado Cabello, y la canciller Delcy Rodríguez con el consejero del Departamento de Estado estadounidense Thomas Shannon en Haití como parte del proceso de restablecimiento de las relaciones entre Washington y Caracas.

Shannon visitó Caracas en abril y mayo atendiendo una invitación que le hizo el gobierno venezolano para avanzar en las discusiones bilaterales directas.

Las relaciones entre ambos países entraron en crisis en marzo luego de que el presidente Barack Obama declaró a Venezuela una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional y decidió congelar los bienes de siete funcionarios venezolanos señalados por supuestas violaciones a los derechos humanos y corrupción.

En los últimos meses las tensiones entre los dos gobiernos se disiparon, especialmente luego del breve encuentro privado que tuvieron Nicolás Maduro y Obama durante la Cumbre de las Américas en Panamá, y la aclaración que hizo Washington en la que descartó que Venezuela sea una amenaza para su seguridad.

A pesar de las tensas relaciones, y estar sin embajador desde 2010, ambos países mantienen un intenso intercambio comercial.