ONU: Aumenta cifra iraquíes muertos en junio por violencia

Al menos 1.466 iraquíes murieron en el conflicto armado en junio, 40% más que el mes anterior, al aumentar las bajas de las fuerzas de seguridad en combate con el grupo Estado Islámico, de acuerdo con cifras de la ONU divulgadas el miércoles.

La cifra mensual de muertes fue la más alta desde septiembre, y el aumento parecía deberse casi exclusivamente a las mayores bajas de las fuerzas de seguridad. Unos 800 efectivos de las fuerzas de seguridad y las milicias progubernamentales murieron en junio, comparado con 366 en mayo, según la ONU.

La misión de la ONU dijo que la cifra de muertos incluye al menos 665 civiles. Los heridos sumaron 1.687. Bagdad fue la provincia más afectada, con 324 civiles muertos y 650 heridos.

En mayo la violencia mató al menos a 1.031 personas en todo el país, incluidos 665 civiles. La cifra de junio es la más alta desde septiembre, cuando fue de 1.420.

La ONU dijo que las cifras más recientes son el "mínimo absoluto", ya que no ha podido verificar las bajas en zonas de conflicto ni contar a los que han muerto de las consecuencias secundarias de la violencia al huir de sus hogares.

"Los terroristas del llamado ISIL y los extremistas sectarios son en gran medida responsables de esta violencia que ha afectado todos los aspectos de la vida en Irak", dijo el enviado de la ONU Jan Kubis.

Exhortó a los líderes de Irak a "unirse y hallar una solución política pacífica a los problemas existenciales que enfrenta Irak y su pueblo".

Tres ataques con bombas en y alrededor de Bagdad el miércoles dejaron un saldo de siete civiles muertos y 22 heridos, dijo un agente de policía. Otro agente dijo que las autoridades hallaron tres cadáveres, incluido el de un policía, arrojados a las calles de Bagdad. Todos presentaban heridas de bala y estaban atados de pies y manos, añadió.

Funcionarios médicos confirmaron las cifras. Todos hablaron bajo la condición de anonimato por no estar autorizados a divulgar información.

___

El periodista de AP Murtada Faraj contribuyó a este informe.