Miles, menos que otros años, participan en marcha en HK

Miles de ciudadanos de Hong Kong, aunque en menor número que en años anteriores, salieron a la calle el miércoles para renovar sus demandas de una democracia real para el corazón financiero de Asia, en la última protesta tras un año salpicado de peticiones de reformas políticas.

El menor número de participantes refleja el rumbo incierto del movimiento en favor de la democracia luego de que el mes pasado lograse su objetivo más inmediato, bloquear el restringido plan electoral del gobierno, al tiempo que constata la disminución del interés del público por las protestas en la calle.

La marcha anual coincidió con un feriado para celebrar el paso de Hong Kong de manos británicas a chinas. Se celebra además siete meses después del final de las protestas lideradas por estudiantes que bloquearon calles en distritos clave de la ciudad durante 79 días para recibir la celebración de elecciones libres en 2017, cuando se elegirá al máximo responsable del enclave.

"Quizás algunos de ellos se sientan cansados y estresados por todas esas peleas y discusiones y quieran tomar un descanso", dijo Drake Leung, empleado en el sector de tecnologías de la información de 27 años. "El proyecto ya vetado por lo que no hay ninguna razón clara real para salir a la calle".

El plan patrocinado por Beijing, y que fue rechazado por los legisladores locales el mes pasado, requería que los candidatos fueran aprobados por el gobierno de China, algo que los activistas califican de "falsa democracia" y traición a la promesa realizada por los líderes comunistas de implantar el sufragio universal en la ciudad.

Funcionarios de Beijing y Hong Kong dicen que los próximos jefes territoriales seguirán siendo elegidos por un comité formado mayoritariamente por élites partidarias de Beijing y que ahora se centrarán en temas económicos en lugar de reiniciar el proceso de reformas políticas.