Los socorristas pasaban apuros el miércoles por ayudar a miles de personas heridas y que se quedaron sin hogar después que sus casas se colapsaran por un fuerte sismo en el suroeste de Pakistán, mientras la cifra de muertos se incrementó a 210, informaron autoridades.

El sismo de magnitud 7,7 azotó el distrito de Awarán, en la provincia paquistaní de Baluchistán el martes por la tarde. Un terremoto de esta magnitud es considerado de importancia y capaz de generar extensos daños.

El movimiento telúrico se sintió hasta Nueva Delhi, la capital de la India, a unos 1.200 kilómetros (740 millas) de distancia, pero no se reportaron daños ni heridos ahí.

Zahid bin Maqsud, representante del gobierno de Baluchistán, informó que hubo 210 muertos y 375 heridos. Pero otro portavoz del gobierno provincial, Jan Mohamad Bulaidi, dijo que eran 216 los fallecidos.

Es posible que la incongruencia en las cifras de víctimas se deba a la dificultad para contactar a autoridades locales y a gente en la alejada región.

En ciudades como Karachi, en la costa del Mar Arábigo, y Queta, capital de Baluchistán, la gente corrió a las calles por temor mientras rezaban por su vida cuando ocurrió el temblor.

El ejército informó que enviaría de inmediato tropas y helicópteros al distrito de Awarán y el área cercana de Juzdar. Autoridades locales dijeron que mandarían médicos, alimento y 1.000 casas de campaña para las personas que no tienen dónde dormir, mientras continúan sintiéndose fuertes réplicas en la región.

La mayoría de las víctimas murieron cuando sus casas se colapsaron. La televisión local mostró imágenes del área. Paredes de ladrillo colapsadas y grupos de gente en el exterior porque no tiene dónde dormir.

Baluchistán es la provincia más grande de Pakistán pero también la menos poblada y más empobrecida. En el distrito de Awarán viven unas 300.000 personas.

El área donde ocurrió el sismo está en el centro de una insurgencia que los separatistas baluchis han librado contra el gobierno paquistaní por años.

Baluchistán y el vecino Irán son propensos a los sismos. En abril, otro terremoto en Pakistán de intensidad 7,8 cerca de la frontera iraní dejó 35 muertos.