Trasladan a preso a pabellón de la muerte en Ohio

Un caucásico sentenciado a muerte por asesinar a un hombre negro y a un policía durante un tiroteo en 1994 en Ohio fue trasladado al pabellón de la muerte estatal con vistas a su ejecución, la última antes de que expire la utilización de una droga en la aplicación de la pena capital en el estado.

Harry Mitts hijo, de 61 años, llegó el martes a la a la Instalación Correccional del sur de Ohio en Lucasville. Su ejecución está prevista para el miércoles.

Mitts recibió la pena de muerte por el asesinato del novio negro de una vecina y de un sargento caucásico de la policía en Garfield Heights.

El acusado profirió insultos raciales antes de los homicidios. Sin embargo, dice que no es racista y que ha encontrado a Dios.

El suministro del poderoso sedante pentobarbital de Ohio se acabará tras la ejecución de Mitts, que será mediante inyección letal. El estado dijo que tiene previsto anunciar el 4 de octubre su nuevo método de ejecución.

Los fiscales declararon que el ataque de Mitt fue uno de los peores que se han visto en el estado, resultando en dos fallecimientos, varias balaceras y amenazas de muerte.