China retoma el liderazgo y México se estrena

Alejandro Chávez conquistó el lunes la presea de bronce en el trampolín de un metro en el mundial de natación y colocó finalmente a México en la tabla de medallas, que lidera nuevamente China con seis metales: tres de oro, dos de plata y una de bronce.

Rusia, quien volvió a exhibir su poderío en la natación sincronizada, suma también tres medallas de oro en ese apartado, más otra de plata en clavados; y Alemania figura tercera en el podio global con una medalla de cada metal.

Pese a un arranque flojo, el chino Li Shixin se impuso en la prueba de clavados por delante de Chávez y el ucraniano Illya Kvasha, quien se llevó la plata.

Chávez palió en parte el mal sabor de boca de la delegación mexicana la jornada anterior, después de que la pareja formada por Iván García y Germán Sánchez, plata en los pasados Juegos Olímpicos de Londres, se quedara sorpresivamente fuera del podio en los 10 metros sincronizados plataforma.

Justamente, China patinó tan solo en esa disciplina en categoría varonil, pues se impuso en tres de las cuatro modalidades disputadas en clavados.

La última fue en los 10 metros plataforma femeniles, donde la gran campeona, Chen Ruolin, sumó su cuarto mundial consecutivo, esta vez acompañada por Liu Huixia.

La pareja canadiense de Meaghan Benfeito y Roseline Filion, bronce en Londres, quedó en segundo lugar, por delante de Pandelela Pamg y Mun Yee Leong, de Malasia, que se llevaron el bronce.

Sorprendentemente, las mexicanas Paola Espinosa y Alejandra Orozco quedaron lejos del podio, en sexto lugar, uniéndose a la decepción de García y Sánchez en la jornada anterior.

En los pasados Olímpicos, México consiguió la medalla de plata en esa modalidad, tanto en mujeres como varones. Además, Espinosa y Orozco habían alimentado sus esperanzas al clasificar segundas en la fase preliminar.

En la prueba de 10 kilómetros en aguas abiertas, la medalla de oro fue finalmente para el griego Spyndon Gianniotis, mientras que el alemán Thomas Lurz y el tunecino Oussame Mellouli coparon la plata y el bronce, respectivamente. El argentino Guillermo Bertola fue el primer latinoamericano clasificado, acabando en el décimo lugar, el mejor de la historia para Argentina.

Mellouli venía de ganar la prueba de los 5 kilómetros del sábado.

La natación sincronizada sigue siendo dominada por Rusia, que se impuso en el técnico por equipos para sumar su tercer oro de tres en la competición. España consiguió la plata, añadiendo a sus dos preseas de bronce, al superar a Ucrania.

En el preliminar del solo libre, Svetlana Romashina, quien ya acumula dos victorias, también acabó en primer lugar, seguida de la china Huang Xuechen y la española Ona Carbonell.

En la tercera jornada del mundial arrancó también la competición de waterpolo en modalidad varonil, donde la campeona olímpica Croacia se impuso por ajustado 9-7 a Estados Unidos y la subcampeona, Italia, tuvo menos problemas para superar por 10-4 a Rumania. Serbia, que fue medalla de bronce en Londres, derrotó por 10-7 a Austria, y la anfitriona España apabulló a Nueva Zelanda por 18-3.