Patrulla fronteriza llega a arreglo extrajudicial

La Patrulla Fronteriza compartirá durante 18 meses con grupos defensores de inmigrantes los registros de todas las detenciones de tránsito que efectúe en la península Olímpica de Washington, como parte de un arreglo extrajudicial a una demanda en la que se acusó a los agentes de sesgo racial al efectuar esas acciones.

El acuerdo resuelve la demanda que presentaron el año pasado la Asociación Nacional para la Defensa de las Libertades Civiles (ACLU en inglés) y el Proyecto de Derechos del Inmigrante del Noroeste contra la Patrulla Fronteriza en la que dijeron que las personas fueron detenidas e interrogadas por su apariencia y sin una sospecha razonable.

Como parte de la solución extrajudicial alcanzada el martes, la agencia también aceptó difundir las implicaciones de la Cuarta Enmienda, que prohíbe cacheos sin motivo razonable y obliga a la presentación de una orden judicial previo a esto, a sus agentes destacados en la península Olímpica, según documentos federales presentados ante la corte.

La agencia también escribirá una carta en la que reafirma que los agentes deben atenerse a las garantías previstas por la enmienda cuando efectúen sus patrullajes.

Sin embargo, la Patrulla Fronteriza, no reconoció en la solución extrajudicial haber incurrido en algún delito.

"Este acuerdo confirma que la Patrulla Fronteriza no puede detener un vehículo por la raza o grupo étnico del conductor o simplemente porque la persona viva cerca de la frontera", dijo Matt Adams, director legal del Proyecto de Derechos del Inmigrante del Noroeste.

"Expresamos confianza en que los requisitos sobre los informes y el adiestramiento adicional proporcionará al final mayor rendición de cuentas y restaura una medida de dignidad para las personas que viven en esta región", apuntó.

Cada seis meses, durante un periodo de 18, la Patrulla Fronteriza proporcionará al Proyecto de Derechos del Inmigrante del Noroeste copias de las formas que deben llenar los agentes después de que hagan una detención de tránsito en la península Olímpica. Sin embargo, la información personal sobre las personas detenidas será eliminada.

Los abogados del gobierno buscaron el arreglo extrajudicial con los grupos después de que un juez denegara su moción para desechar el caso, dijo Adams.

"Este arreglo confirma que podemos garantizar la seguridad de nuestras fronteras y proteger a todos los miembros de nuestras comunidades en una manera constitucional", dijo en un comunicado la fiscal federal Jenny Durkan.

"Agradezco la dedicación y trabajo arduo de la Patrulla Fronteriza, ambos somos la primera línea de defensa contra peligros y los primeros en recibir millones de nuestros visitantes", apuntó.

___

Manuel Valdés está en Twitter como https://twitter.com/ByManuelValdes