Obama: Debe imponerse prohibición a armas químicas

El presidente estadounidense Barack Obama retó el martes al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas a castigar a Siria si no cumple sus promesas de desmantelar su arsenal de armas químicas. Dijo que la está en riesgo la credibilidad y reputación de la ONU.

"Si no podemos ponernos de acuerdo ni siquiera en esto", enfatizó Obama, "entonces se demostrará que Naciones Unidas es incapaz de hacer cumplir la más básica de las leyes internacionales".

Estados Unidos y Rusia llegaron a un acuerdo a inicios de este mes para obtener y destruir las armas químicas de Siria, evitando de esta manera la amenaza de un ataque militar de Estados Unidos para desalentar y degradar la capacidad del presidente sirio Bashar Assad para utilizar las armas prohibidas. A pesar del acuerdo, Washington y Moscú aún están en desacuerdo sobre las posibles consecuencias si Siria no cumple el compromiso.

"Nosotros creemos que como punto de partida la comunidad internacional debe hacer cumplir la prohibición sobre armas", dijo Obama en su discurso ante la Asamblea General de la ONU.

Estados Unidos y Rusia llegaron a un acuerdo cuando Obama estaba presionando al Congreso para que aprobara un ataque militar contra Siria debido a un ataque con armas químicas ocurrido el mes pasado a las afueras de Damasco, que Washington atribuye al régimen de Assad. Estando al parecer el Congreso listo para negar la aprobación, Obama dio un giro abrupto y pidió al secretario de Estado John Kerry que hiciera un último intento de solución diplomática con Serguei Lavrov, el secretario de Relaciones Exteriores ruso.

Los pasos diplomáticos subsiguientes detuvieron la amenaza de uso de la fuerza.

Kerry y Lavrov se reunieron el martes de manera privada en la sede de la ONU durante casi dos horas para hablar sobre cómo ratificar el acuerdo en una resolución vinculante del Consejo de Seguridad.

"Tuvimos una reunión muy constructiva", dijo Kerry después del encuentro.

Se reunirán nuevamente en la ONU el viernes con Lajdar Brahimi, enviado especial de la Liga Árabe y la ONU a Siria, para proseguir con planes de realizar una nueva conferencia internacional que ayudaría a formar un gobierno de transición sirio.

A pesar del acuerdo sobre armas químicas, los rusos han rebatido las afirmaciones estadounidenses sobre la culpabilidad de Assad, quien ha culpado del ataque a fuerzas rebeldes.

Obama respondió agresivamente contra esas aseveraciones en su discurso en la ONU.

"Es un insulto a la razón humana y a la legitimidad de esta institución sugerir que alguien diferente al régimen realizó este ataque", dijo el presidente.

Obama agregó que aunque la comunidad internacional ha reconocido los riesgos involucrados en más de dos años de guerra civil, "nuestra respuesta no ha estado a la altura del reto".

Obama anunció que Estados Unidos proporcionará 339 millones de dólares en ayuda humanitaria adicional para refugiados y países afectados por la guerra civil siria, elevando la cifra de ayuda estadounidense dedicada a la crisis a casi 1.400 millones.

___

Los periodistas de The Associated Press Matthew Pennington, Lara Jakes y Edith M. Lederer contribuyeron a este reporte.