Dominicana rechaza nueva prohibición haitiana

El gobierno dominicano anunció el lunes que estudia eventuales medidas contra la prohibición haitiana a la importación de productos de polietileno y poliestireno, incluidas las mercancías empacadas en envases de ese material.

El canciller dominicano Carlos Morales Troncoso explicó que su gobierno analiza las "normas a seguir en el comercio bilateral" para tratar de que la disposición no afecte a las exportaciones de República Dominicana hacia Haití.

Recordó que ambos países, que comparten la isla caribeña La Hispaniola, son signatarios de programas de desarrollo comunes y sendos acuerdos de asociación económica con la Unión Europea, los cuales regulan algunos aspectos del comercio bilateral.

Fritz Cinéas, embajador de Haití en Santo Domingo, confirmó el lunes tras reunirse con Morales Troncoso la prohibición de su país a la importación de los productos de plástico y de poliestireno dominicanos.

La nueva prohibición forma parte de una serie de barreras comerciales que ha establecido el gobierno de Haití en contra de productos dominicanos en los últimos dos años y que ha tensado las relaciones bilaterales.

El gobierno de Haití prohibió en junio pasado la importación de productos avícolas dominicanos con el argumento falso de que podrían ser portadores de fiebre aviar. En el 2012 había vedado la importación de embutidos.

Además de exportar utensilios de cocina desechables fabricados con polietileno y poliestireno, muchas de las exportaciones agroindustriales de República Dominicana están empacadas en envases y sacos de esos materiales.

La prohibición afecta "gravemente a la industria de plástico de nuestro país, sobre todo por el poco tiempo para su aplicación", advirtió la presidente de la asociación de industrias de República Dominicana, Ligia Bonetti. Estimó que la medida podría dejar pérdidas por unos 75 millones de dólares al año a los productores dominicanos.

Cinéas explicó que la prohibición no responde a barreras no arancelarias al comercio, como han considerado empresarios dominicanos, sino al interés del gobierno haitiano de proteger el medioambiente.

"El plástico no es biodegradable", recordó el diplomático. Insistió que los ríos y las costas de su país tienen un alto nivel de contaminación con productos de polietileno.

Como alternativa, Cinéas detalló que su gobierno pide que los productores dominicanos utilicen ciertos aditivos industriales que permiten la degradación de los plásticos sin producir mayores daños al medioambiente.

Según cifras oficiales, República Dominicana exporta cada año productos por más de 1.100 millones de dólares a Haití, sin contabilizar el comercio informal, mientras sólo importa mercancía por unos 10 millones de dólares dese ese país.