Pese a ser el tercer productor mundial de cocaína y haber liderado una campaña internacional a favor de la masticación de coca, Bolivia es un país conservador donde el uso de drogas es considerado un problema de seguridad pública.

Así lo reveló un estudio del Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas en un informe divulgado el martes.

"Las tendencias en Bolivia sobre las drogas son diametralmente opuestas a lo que sucede en el resto de la región donde el tema es considerado, cada vez en mayor medida, un tema de salud pública", dijo el Observatorio.

Según el barómetro latinoamericano sobre drogas de esa organización, los bolivianos consideran el uso de la marihuana "casi tan peligroso como el uso de otras drogas ilegales (cocaína). El 94% lo vincula a la comisión de actos delictivos".

Agregó que además "Bolivia es el país de la región donde menor aprobación social recibe el uso, tanto recreativo como medicinal, de la marihuana mientras que la despenalización de la producción, comercio y uso de drogas pierde respaldo".

La encuesta de la organización, que impulsa un cambio de enfoque en las políticas regionales antidrogas hacia la salud y los derechos humanos, se realizó en Argentina, Bolivia, Chile, El Salvador, México, Uruguay, Colombia, Perú y Costa Rica.

Según el Observatorio, en todos los países los encuestados afirmaron que el narcotráfico y la disponibilidad de cocaína creció en los pasados cinco años: Argentina (92, Bolivia (87%), Costa Rica (86%), México (84%), Chile (83%) y Colombia (34%).

El 75% de los encuestados consideró que existe una relación entre el consumo de marihuana y los actos delictivos destacándose Bolivia con 94%, mientras que en Uruguay (54 y Chile (61%), fue menor esa percepción.

La Organización de Estados Americanos impulsa un debate regional sobre un cambio en la política antidrogas. La ONU convocó a una sesión especial en abril de 2016 para discutir un nuevo enfoque a nivel internacional respondiendo a un llamado que hicieron en 2012 los presidentes de Colombia, México y Guatemala.