China juzga a ex banquera por identidades falsas

Una ex funcionaria bancaria china acusada de acumular un imperio inmobiliario de al menos 45 propiedades bajo múltiples identidades falsas enfrentaba el martes un juicio por falsificación, reportó la prensa estatal, en un caso que ha revelado los privilegios de los poderosos en China.

El juicio en la Corte Popular del condado Jingbian, en la provincia norteña de Shaanxi, comenzó el martes contra Gong Ai'ai, ex vicepresidenta de un banco rural local, indicó la agencia noticiosa oficial Xinhua. Cuatro ex empleados gubernamentales también fueron juzgados por su participación en el delito. Las llamadas a la corte no fueron respondidas.

Gong negó las acusaciones de falsificación, compra y venta de papeles de identificación del Estado, bajo el argumento de que todos sus documentos de identificación fueron procesados ??por las autoridades policiales, informaron medios estatales. El veredicto se espera en una fecha posterior.

Gong, que presuntamente compró al menos 45 propiedades por valor de 160 millones de dólares, llegó a ser conocida como "Hermana Casa" entre el público chino y exacerbó las demandas de la opinión pública para que los funcionarios declaren sus activos. La acusación contra Gong es uno de varios casos anticorrupción de alto perfil desde que Xi Jinping se convirtió en el más reciente líder caído en China el año pasado en medio de llamados por redoblar los esfuerzos para combatir la corrupción.

Después de que el caso trascendió a principios de este año, la opinión pública se sorprendió por la dimensión de las propiedades inmobiliarias de Gong, que incluían 41 propiedades en el ultra caro mercado inmobiliario de Beijing, en un país donde una familia promedio batalla para pagar un apartamento.

También causó alarma que Gong fue capaz de adquirir múltiples identidades a pesar de las estrictas regulaciones chinas sobre los documentos de identidad.

La capacidad de Gong para obtener múltiples identificaciones es fundamental para el caso, pues sugiere corrupción en la policía que registra las residencias y emite tarjetas de identificación, además de subrayar el intercambio de poder a cambio de dinero.