Reanudarán construcción de telescopio gigante en Hawai

La construcción de un telescopio de 1.400 millones de dólares en suelo considerado sagrado por algunos hawaianos se reanudará el miércoles, según la compañía sin fines de lucro que financia el proyecto.

Henry Yang, presidente de la Junta del Observatorio del Telescopio de Treinta Metros (TMT, por sus iniciales en inglés), señaló en un comunicado que decidió seguir adelante después de dos meses de consultas.

"Nuestro período de inactividad nos ha convertido en una mejor organización a la larga", dijo Yang. "Ahora estamos confiados en que podemos ser mejores administradores y mejores vecinos durante nuestro uso temporal y limitado de este suelo preciado, el cual nos permitirá explorar los cielos y ampliar las fronteras de la ciencia en interés de la humanidad".

Se planea construir el telescopio en la cima del volcán inactivo Mauna Kea en la Isla Grande de Hawai. Sería uno de los más grandes del mundo.

La compañía suspendió la construcción en abril después de que policías arrestaron a manifestantes por bloquear el camino a la cima y negarse a salir del sitio.

Kealoha Pisciotta, una de las manifestantes y una de los seis demandantes que impugnaron el permiso de construcción del telescopio, dijo el domingo que estaba impactada por el anuncio de Yang.

"Creo que demuestra una falta de buena fe", señaló vía telefónica desde Seattle, donde se encontraba camino a dar una conferencia sobre sitios sagrados del archipiélago.

El telescopio está recibiendo un enorme financiamiento de la Fundación Gordon y Betty Moore. El anuncio ocurrió un día después de que la Corte Suprema de Hawai anunciara que escuchará argumentos orales el 27 de agosto sobre el caso de impugnación, dijo Pisciotta.

"Lamento decir que el señor Moore y la junta del Telescopio de Treinta Metros están demostrando su falta de voluntad de acatar la ley", agregó.

En su comunicado, Yang dijo que la mayor parte del pueblo de Hawai apoya el proyecto TMT.

"Respetamos profundamente y somos considerados con los que tienen preocupaciones, y aun así esperamos que nos permitirán proceder con esta importante tarea mientras se reservan al mismo tiempo su derecho a manifestarse pacíficamente", agregó.

Pisciotta advirtió que las protestas continuarán. El anuncio de Yang detonó una alerta amplia entre manifestantes en la isla, señaló.