Brasil: desarman corrupción en plan contra hambre

La policía federal desarticuló el martes un esquema de corrupción que operó en tres de los 27 estados de Brasil para desviar recursos de un programa destinado a erradicar el hambre, informaron las autoridades.

El programa Hambre Cero, uno de las principales iniciativas sociales del gobierno brasileño, fue utilizado por funcionarios en los estados de Paraná (en el sur), Mato Grosso do Sul (en el centro oeste) y Sao Paulo (en el sudeste) para simular la producción y compra de alimentos con el fin de desviar recursos públicos.

Un comunicado policial indicó que 58 personas fueron acusadas de apropiación indebida de recursos y fraude contra la Compañía Nacional de Abastecimiento, la entidad del gobierno responsable de la compra de alimentos, entre varios otros delitos.

El delegado Mauricio Todeschini, de la policía del estado de Paraná, dijo tener indicios de que la red podría operar también en otros estados.

"No pegamos (hallamos) ni la mitad" de los involucrados, afirmó Todeschini en conferencia de prensa en la ciudad de Curitiba, capital de Paraná.

Según la policía, integrantes de la jefatura de la Compañía Nacional de Abastecimiento en Paraná fueron separados de sus cargos "en función de los fuertes indicios de participación en los crímenes".

Adicionalmente, al menos 10 personas que integran cooperativas y asociaciones rurales fueron presas por participar del esquema de desvío de recursos.

Bajo el programa de adquisición de alimentos del gobierno las organizaciones rurales reciben dinero público a cambio de sus productos alimenticios, que son distribuidos en escuelas, hospitales y otros establecimientos públicos.

La policía reveló en la investigación iniciada en 2011 que el dinero era entregado sin que mediara compra de alimentos y los recursos eran distribuidos entre los integrantes del esquema. El programa de adquisición de alimentos moviliza alrededor de 455 millones de dólares anuales en todo el país.

La investigación no reveló inicialmente el monto de dinero que fue desviado mediante el esquema de corrupción. No hubo comentarios de la compañía de abastecimiento ni de la entidad responsable del programa Hambre Cero, creado en 2003 para garantizar la disponibilidad de alimentos para los sectores más pobres del país.