El primer ministro de Rumania pide licencia de un mes

El primer ministro de Rumania, quien está bajo investigación por posibles actos de corrupción, encargará sus deberes a un subalterno durante un mes debido a problemas de salud.

En una carta enviada el domingo al presidente Klaus Iohannis, el premier Victor Ponta le pide permitir que el viceprimer ministro asuma sus responsabilidades a partir del lunes. Ponta agregó que reanudará sus labores dentro de un mes.

Ponta, quien se operó de la rodilla la semana pasada en el extranjero, dijo que los médicos le recomendaron permanecer bajo supervisión médica.

Los fiscales dijeron el 5 de junio que Ponta es sospechoso de conflicto de interés, falsificación y evasión fiscal por el trabajo que hizo como abogado de 2007 a 2008, cuando también era legislador. El político, quien tiene inmunidad para algunos cargos, rechaza los señalamientos.