Gobernantes buscan mantener a Grecia en zona euro

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, viajó el domingo a Bruselas, donde participará en una cumbre de emergencia de la zona euro crucial para buscar un acuerdo entre Atenas y sus acreedores que impida una suspensión de pagos de su abultada deuda y su salida de la moneda común, una coyuntura potencialmente desastrosa.

La partida de Tsipras para la reunión del lunes entre los 19 gobernantes de la zona euro fue el culmen de una jornada de intensa comunicación entre muchos de los principales actores, como la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente francés, François Hollande, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quienes pretenden mantener a Grecia en el bloque de la moneda común y evitar un caos financiero.

Aunque carece de la capacidad financiera para hacerlo, Grecia debe reembolsar el 30 de junio a más tardar 1.600 millones de euros (1.800 millones de dólares) de un préstamo al Fondo Monetario Internacional, así como pagos por cantidades mayores en julio al Banco Central Europeo.

A la fecha, persiste el estancamiento en las conversaciones entre Grecia y sus acreedores, en un forcejeo en el que las partes están a la espera de que el otro haga una señal de transigencia, situación que les ha impedido reducir sus diferencias y concertar un acuerdo.

El domingo, Tsipras presentó a Juncker, Hollande y Merkel lo que su oficina de prensa describió en un comunicado como la "propuesta de Grecia para un acuerdo mutuamente beneficioso, que redundará en una solución permanente que no sólo posponga entrar al fondo del problema".

Sin embargo, los negociadores técnicos de los acreedores estaban el domingo en la noche en Bruselas a la espera de conocer los detalles de la propuesta griega para evaluar si en verdad constituye un avance, dijo un funcionario de la Unión Europea.

"Las instituciones están esperando", dijo el funcionario, más de ocho horas después de que el gobierno griego anunciara que había presentado la propuesta a sus acreedores. "La condición para que esta reunión sea productiva es tener la propuesta".

El funcionario solicito el anonimato debido a lo delicado de las negociaciones.

En las últimas semanas, los acreedores internacionales se han quejado con frecuencia de que las iniciativas griegas son excesivamente vagas y llegan con mucho retraso.

En Milán, Hollande dijo a la prensa que deben extremarse los esfuerzos para que Grecia se mantenga en la moneda común porque "si los griegos se van de la zona euro no será positivo para ellos ni para los europeos".

"Necesitamos estabilidad", especialmente en momentos en que gran parte de Europa empieza a reponerse económicamente, afirmó Hollande. "Por este motivo debemos alcanzar un acuerdo", agregó.

Tsipras se reunió durante todo el día con sus ministros y viajó a Bruselas el domingo en la noche.

Antes del inicio de la cumbre de la zona euro, Tsipras sostendrá una reunión individual con el presidente de la UE, Donald Tusk, y después participará en una sesión conjunta, convocada por Tusk, con Juncker, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, y el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo la oficina de prensa del primer ministro griego.

___

Frances D'Emilio contribuyó a este despacho desde Roma, Italia. Demetris Nellas informó desde Atenas.