Japón y Corea del Sur cumplen 50 años de vínculos distantes

Los ministros de Exteriores de Japón y Corea del Sur celebraron el domingo una poco habitual reunión, la víspera del 50mo aniversario de la normalización de las relaciones entre sus países, empañadas por la colonización y conquistas japonesas que se extendieron hasta la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, los vínculos entre los aliados más importantes de Estados Unidos en Asia se encuentran a un nivel tan bajo que un resultado esperado de la reunión es un acuerdo para que los gobernantes de ambas naciones asistan a las ceremonias del lunes en sus respectivas capitales, en lugar de que intercambien declaraciones escritas.

"Es una situación grave, y lo que es más serio es que la diplomacia japonesa hacia Corea del Sur se ha vuelto más dura contra el telón de fondo de la opinión pública", señaló Junya Nishino, profesor de ciencias políticas de la Universidad Keio.

La visita de Yun Byung-se el domingo es la primera de un canciller surcoreano desde 2011. Yun y su homólogo japonés, Fumio Kishida, se estrecharon la mano pero no hicieron declaraciones durante los minutos en que se permitió la presencia de los medios al comenzar las sensibles conversaciones.

Se esperaba que la reunión abordara el esclavismo sexual de mujeres coreanas por parte de Japón y otros asuntos derivados de su historia bélica. Yun tenía previsto reunirse el lunes con el primer ministro nipón, Shinzo Abe, antes de acudir a los actos de aniversario en Tokio.

De acuerdo con una encuesta difundida el sábado por los periódicos Asahi, de Japón, y Dong-a Ilbo, de Corea del Sur, más de la mitad de los consultados en ambos países dicen que la percepción del otro ha empeorado en los últimos cinco años. Según el sondeo, 87% de los surcoreanos consideran con gran interés la mejora de relaciones con su vecino, en comparación con 64% de los japoneses.

"La confianza entre Japón y Corea del Sur se ha perdido en gran medida, y no es sencillo restaurarla de inmediato", dijo Nishino.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, no han sostenido conversaciones bilaterales plenas desde que asumieron sus cargos en 2012 y 2013, respectivamente. Washington está preocupado ante las tensas relaciones entre sus aliados.

Las dificultades derivan de la colonización que ejerció Japón sobre Corea desde 1910 hasta la conclusión de la Segunda Guerra Mundial. Las relaciones mejoraron a finales de la década de 1990 ante las disculpas que ofreció Tokio, los intercambios culturales y un auge de la cultura pop coreana en la década de 2000, pero se deterioraron hace algunos años debido principalmente a sus discrepancias en torno a la historia que comparten ambas naciones.

___

Mari Yamaguchi está en Twitter como https://twitter.com/mariyamaguchi