Miles celebran el solsticio de verano boreal en Stonehenge

Miles de fiesteros, seguidores de creencias de Nueva Era y druidas autoproclamados acudieron el sábado por la noche al antiguo círculo de piedra de Stonehenge, donde lograron un atisbo del sol al amanecer durante el solsticio de verano boreal, el día más largo del año en el hemisferio norte.

Unas 23.000 personas se reunieron en la llanura de Salisbury, unas 80 millas (130 kilómetros) al suroeste de Londres, indicó el domingo la policía de Wiltshire. El evento fue pacífico y sólo se produjeron nueve detenciones por delitos de drogas, menos que en otras ediciones.

Los visitantes se apoyaron en las piedras, algunos bailaron sobre la lluvia y la gente se hizo fotos como parte de las desenfadadas celebraciones.

Stonehenge es un símbolo de Gran Bretaña y una de sus atracciones turísticas más populares. La estructura se construyó en tres fases entre el año 3.000 antes de Cristo y el 1.600 antes de Cristo. Su propósito sigue siendo objeto de estudio.