A prisión cura argentino condenado por abuso

Un tribunal argentino ordenó el lunes la detención del sacerdote argentino Julio César Grassi, quien gozaba del beneficio de la libertad pese a estar condenado desde 2009 a 15 años de cárcel por abuso sexual de un menor.

La medida fue dispuesta por el Tribunal Oral en lo Criminal N 1 de Morón, al oeste de Buenos Aires, seis días después de que la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires dejó firme la sentencia contra el cura por pedofilia.

En una audiencia pública convocada este lunes por el tribunal antes de tomar la resolución, el fiscal y los querellantes reclamaron la inmediata detención del sacerdote, de 57 años, por considerar que la condena ya está firme y no hay más instancias de apelación en el distrito bonaerense. La defensa de Grassi, en cambio, sostuvo que todavía está pendiente un recurso extraordinario ante la Corte Suprema de la Nación.

En 2002 una investigación periodística difundió las denuncias de abuso sexual de varios menores sin familia que estaban bajo el cuidado de Grassi, en ese entonces presidente de la Fundación Felices los Niños, en Hurlingham, también al oeste de la capital. Siete años después el sacerdote fue condenado por los abusos cometidos en 1996 contra uno de los menores que lo denunciaron, pero en un hecho sin precedentes para esta clase de delitos el mismo tribunal que lo juzgó le dejó libre hasta que la sentencia estuviera firme.