Planean funeral de estadounidense que luchaba contra EI

El funeral del estadounidense que murió en Siria mientras combatía contra el grupo Estado Islámico se preparaba para esta semana.

Se cree que Keith Broomfield, quien no tenía entrenamiento militar, es el primer ciudadano estadounidense que muere combatiendo al lado de fuerzas curdas contra el grupo EI.

Broomfield, de 36 años, quien tenía vínculos con Bolton y Westminster, será sepultado el miércoles en una ceremonia privada después de una misa por la mañana en la iglesia baptista Grace en Hudson. La noche del martes se realizará un velorio en la iglesia.

Broomfield, gerente de una planta del negocio de su familia con sede en Bolton, Broomfield Labs Inc., murió el 3 de junio. Su cadáver llegó al aeropuerto Logan de Boston el sábado en un avión de Turkish Airlines y fue llevado a la Casa Funeraria Tighe Hamilton en Hudson.

Su obituario decía que murió "en defensa de aquellos que son perseguidos por su fe cristiana" y que "su corazón estaba por la protección de la inocencia de mujeres y niños curdos". Le sobreviven sus padres y cinco hermanos.

Funcionarios curdos dijeron que Broomfield murió en combate en una villa siria cerca de Kobani. Cientos de personas acudieron a despedirse de Broomfield antes de que su cuerpo fuera entregado a su familia en un cruce fronterizo curdo.

Broomfield se había unido a las Unidades de Protección del Pueblo --conocidas como YPG-- el 24 de febrero bajo el nombre de guerra de Gelhat Rumet. Las YPG son las principales guerrillas curdas que combaten contra el grupo Estado Islámico en Siria.

La familia de Broomfield ha dicho que él se sintió obligado a combatir contra lo que consideraba "maléfico".

Las YPG colocaron en internet un video en el que Broomfield dice que estaba en Siria "para hacer lo que pueda para ayudar al Curdistán. Con todo lo que está ocurriendo, parecer ser lo correcto por hacer".

"Simplemente quiero ayudar a la causa de la manera que pueda", señaló.