América: Chile ante un México golpeado por baja de Márquez

Si algo no necesitaba México de cara a su crucial partido del lunes contra Chile era que se lesionase su jugador más emblemático.

La selección chilena buscará su clasificación a la segunda ronda de la Copa América ante un México menguado por la ausencia del zaguero Rafael Márquez, descartado para los dos partidos que quedan de la primera ronda por un problema en el muslo izquierdo.

"Rafa" Márquez, capitán y caudillo de la selección y uno de los mejores jugadores en la historia del fútbol mexicano, que llegó a brillar en el Barcelona, se lesionó durante el debut ante Bolivia, que terminó 0-0 sembrando muchas dudas respecto a las posibilidades del Tri de sobrevivir a la primera ronda.

"La ausencia de Rafa Márquez es beneficiosa para nosotros por la experiencia que tiene. Está muy vigente, tiene mucha calidad, y potencia mucho el funcionamiento y planteo mexicano", dijo el técnico del seleccionado chileno Jorge Sampaoli.

Su colega mexicano Miguel Herrera, en tanto, declaró que, tras igualar 0-0 con Bolivia, "lo importante es sacar puntos para definir en el último partido" ante Ecuador. "Si no sacamos puntos contra Chile, tenemos que matar o morir contra Ecuador".

Chile encara el compromiso con la tranquilidad que le da haberle ganado 2-0 a Ecuador y haber resuelto la única duda que tenía Sampaoli. El desempeño del delantero Eduardo Vargas al entrar en el segundo tiempo inclinó la balanza a favor de los chilenos, y "Turboman" se perfila como titular ante el Tri en el puesto que Jean Beausejour ocupó de entrada frente a los ecuatorianos.

"Puede haber una variante con respecto a Ecuador y nuestro sistema", dijo Sampaoli en conferencia de prensa el domingo. "Si jugamos como en el segundo tiempo, México nos hará sentir las transiciones porque juega con tres delanteros muy veloces".

Pese a definir el duelo en el complemento, los chilenos dicen que en esa etapa aflojaron las marcas y dejaron que Ecuador los atacase, algo que no quieren se vuelva a repetir.

Sampaoli se mostró preocupado por la estructura de ataque mexicano, con dos atacantes cerrados y Jesús "Tecatito" Corona abierto, más la aparición de los laterales-volantes Gerardo Flores y Adrián Aldrete.

"Podemos ser atacados por cinco, seis jugadores", dijo Sampaoli. "Tenemos que contrarrestas las situaciones cuando no finalicemos bien el ataque, porque vendrá otro del rival".

Está claro que la lentitud del retroceso chileno es algo que los dirigidos de Miguel Herrera deberán explotar si quieren quedarse con los tres puntos en el Estadio Nacional.

"México es una selección muy difícil, que tiene mucho ritmo", dijo el zaguero chileno Gonzalo Jara.

Se especula que Juan Carlos Valenzuela, otro veterano de 31 años, sería el reemplazante de Márquez.

México seguramente extrañará el liderazgo que imponía Márquez en esta selección alternativa, que no cuenta con las grandes figuras del fútbol mexicano, las cuales fueron reservadas para la Copa de Oro de la CONCACAF, a jugarse inmediatamente después de la Copa América.

Chile, que busca conquistar por primera vez la Copa América, no gana dos partidos seguidos en este torneo desde 2001.