Los cadáveres de una pareja y sus tres hijos muertos a tiros fueron encontrados en su hogar en lo que se cree es un caso de homicidio y suicidio, informó un alguacil el lunes.

Las autoridades aún no han determinado quién hizo los disparos, aunque el padre de los menores fue arrestado hace menos de dos semanas por un cargo de violencia doméstica.

El padre de Israel Álvarez llamó al servicio de emergencias la noche del domingo para reportar que había encontrado el cuerpo de su hijo, de 33 años, su nuera Guadalupe Ronquillo Ovalle y sus hijos con heridas de bala en el torso, dijo el alguacil de Navarro, Elmer Tanner. Agregó que en la casa, ubicada en las afueras de Rice, unos 65 kilómetros al sureste de Dallas, se encontró un rifle.

Las autoridades pidieron hacer autopsia a los cuerpos.

Los fiscales tratan de determinar cuándo ocurrió el tiroteo ya que los niños, de cuatro, ocho y 12 años fueron en la escuela el jueves pero no asistieron el viernes.

Álvarez fue arrestado el 11 de septiembre por un cargo menor de violencia doméstica ya que empujó a Ronquillo Ovalle y le quitó su teléfono porque estaba hablando con otro hombre, dijo en ese entonces la mujer a las autoridades.

De acuerdo con un informe del alguacil dado a conocer el lunes, la mujer fue a la escuela de sus hijos para llamar al servicio de emergencias 911 porque Álvarez le quitó el teléfono y sacó la batería. Dijo a la policía que estaba hablando con su hermana cuando el hombre entró y la empujó.

Álvarez fue acusado de ataque con violencia, un cargo menor, que el acusado no objetó, pagó una multa de 367 dólares y fue puesto en libertad luego de dos días en prisión.

De acuerdo con los registros, Ronquillo Ovalle no inició un trámite de divorcio ni pidió custodia contra posibles actos de violencia de su esposo.