Presidente de Irán libera a 80 presos políticos

Irán liberó el lunes a 80 prisioneros arrestados en operativos de tinte político, ofreciendo un nuevo impulso diplomático al nuevo presidente del país y su compromiso con Occidente en la Asamblea General de Naciones Unidas de esta semana.

El anuncio de la excarcelación se produjo apenas horas después de que el presidente Hasán Rouhani partiese hacia Nueva York para la reunión anual de la Asamblea, donde se espera que busque promesas occidentales de reiniciar el diálogo sobre el programa nuclear iraní.

La liberación pareció reforzar la impresión de que Rouhani tiene el respaldo del líder supremo ayatola Alí Jamenei para explorar amplios contactos con Occidente, que ha condenado la represión iraní contra la oposición.

Antes de partir, Rouhani llamó a los líderes occidentales a atender sus llamados para un mayor diálogo y dar pasos para aliviar las sanciones económicas a Irán como una vía para "alcanzar intereses mutuos". Rouhani ha pedido reiteradamente a Estados Unidos y sus aliados que reduzcan sanciones para proceder con las negociaciones.

La agencia noticiosa oficial IRNA reportó que Jamenei accedió a un pedido del poder judicial de excarcelar a opositores y otras personas encarceladas bajo cargos de seguridad. Jamenei al parecer ha respaldado los esfuerzos de Rouhani para reparar vínculos con occidente y posiblemente abrir un importante diálogo con Washington.

La semana pasada, Irán dejó en libertad a decenas de prominentes prisioneros políticos, incluyendo un abogado de derechos humanos. Pero los principales líderes opositores, Mir Hossein Mousavi y Mahdi Karroubi, siguen bajo arresto domiciliario.

Rouhani, citado por IRNA, dijo que Occidente podía escoger "el camino de la interacción, charlas y la indulgencia, para poder alcanzar intereses comunes". Dijo además que las sanciones eran "inaceptables e ilegales" y un obstáculo al progreso en las gestiones para resolver el diferendo nuclear.

"La nación iraní es amante de la paz y la cultura y busca el progreso sin causar daño a otros países", dijo Rouhani.

Occidente sospecha que Irán está tratando de producir un arma nuclear. Teherán niega las acusaciones, diciendo que sus actividades nucleares están dirigidas a la generación de electricidad ye investigaciones médicas.

La visita de Rouhani a la ONU ha causado expectativas de un posible avance importante en las relaciones con Estados Unidos, que rompió lazos con Irán tras el ataque a la embajada estadounidense en Teherán a finales del 1979 durante la revolución islámica.