Más de 600 personas combatían el lunes un gigantesco incendio que se inició la tarde del domingo en el Parque Metropolitano, uno de los parques más grande de Quito, y que las autoridades consideran que fue provocado intencionalmente, por lo cual ofrecen una recompensa de 50.000 y 100.000 dólares para quien aporte datos que permitan dar con los autores del siniestro.

El ministro del Interior, José Serrano, en su cuenta de twitter, dijo que "con las evidencias que se han encontrado hasta este momento, podemos afirmar con total seguridad que el incendio en el Parque Metropolitano de Quito fue provocado". Añadió que el gobierno ofrece una recompensa entre 50.000 y 100.000 dólares para dar con el o los responsables del inicio del flagelo.

Columnas de humo son visibles a la distancia y se percibe olor a quemado y se evidencia la presencia de cenizas en buena parte del nororiente capitalino, donde se ubica el parque. Según reportes de las autoridades, las llamas han consumido unas 21 de las 557 hectáreas de bosque y vegetación.

La Secretaría de Seguridad, destacó que en la extinción del incendio han laborado alrededor de 600 personas, entre bomberos, policías y militares. Dos helicópteros sobrevuelan el lugar para lanzar agua desde grandes bolsones.