Cientos de servidores del gobierno de Grecia realizan una marcha por Atenas para protestar contra los recortes de empleos del sector público que el gobierno debe realizar a fin de seguir recibiendo los fondos del rescate financieros internacional.

Cerca de 500 manifestantes, muchos de ellos vistiendo de negro, marcharon el lunes detrás de un féretro simbolizando la muerte de la policía municipal, que desaparecerá como parte de los planes para recortar el abultado sector público del país. Cerca de 12.500 servidores públicos están siendo suspendidos con salario parcial y enfrentan una posible pérdida de empleo.

Los sindicatos, por su parte, han declarado a un paro general de labores para el martes. Los funcionarios públicos también se unirán a la huelga el miércoles.

El país ha dependido de rescates del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de otros países europeos desde mayo de 2010. A cambio el gobierno de Grecia ha aplicado una serie de estrictas medidas para reformar su economía.

Las autoridades han incluido fuertes recortes salariales estatales y en las pensiones y al mismo tiempo han aumentado las tasas de impuestos, medidas que muchos responsabilizan por extender una profunda recesión que ha ingresado a su sexto año. El desempleo supera el 27%, el más alto de la Unión Europea, mientras que llega a casi al 60% para personas menores de 25 años.