Tres agentes de la Guardia Nacional fueron detenidos el domingo por su presunta vinculación con un cargamento de más de 1.300 kilogramos (3.000 libras) de cocaína decomisado en París que fue transportado en un vuelo comercial de Air France procedente de Caracas, confirmaron las autoridades venezolanas.

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), o policía política, detuvieron al sargento primero Víctor Sanabria Ramírez, al sargento segundo Nelson Rojas Rodríguez, y al primer teniente José González Ruiz del Comando Antidrogas de la Guardia Nacional Bolivariana perteneciente al Destacamento 53, ubicado frente al terminal Internacional del aeropuerto Simón Bolívar, que sirve a la capital venezolana, informó el ministro de Relaciones Interiores, mayor general Miguel Rodríguez Torres.

"Son las primeras detenciones de una investigación que se inició apenas se recibió la información desde Francia de este alijo que viajó en el contenedor de maletas", dijo Torres en una entrevista telefónica difundida por la estatal Venezolana de Televisión.

El ministro indicó que se presume la complicidad de trabajadores de la aerolínea.

"Estamos haciendo entrevistas, revisando los videos de las cámaras de seguridad del aeropuerto de Maiquetía (de Caracas). Debemos chequear los tiquetes de las maletas y los controladores por donde pasaron las mismas. Presumimos que hay complicidad de la línea", acotó el funcionario venezolano.

El gobierno venezolano "tiene toda la voluntad y firmeza" para esclarecer el caso, señaló.

En la víspera, el ministro de Interior francés, Manuel Valls, anunció que fueron localizados 1.382 kilogramos (3.046 libras) de cocaína, contenida en unas tres decenas de maletas que no estaban registradas a nombre de ninguno de los pasajeros que llegaron a París en una aeronave de Air France procedente de la capital venezolana. El cargamento fue valorado en unos 270 millones de dólares.

Las autoridades francesas contaron con la colaboración de cuerpos policiales de España, Gran Bretaña y Holanda, se informó.

Rodríguez Torres explicó que la droga decomisada fue transportada en más de 30 maletas en el vuelo AF-368 que partió el 10 de septiembre y arribó a París en la mañana siguiente.

Agregó que la policía antidroga de Francia investiga una organización criminal integrada por ciudadanos de nacionalidad italiana e inglesa que vendrían "realizando operaciones ilícitas desde el pasado mes de julio cuando la banda fue descubierta al momento en que pretendían pasar sustancias estupefacientes de Sudamérica a Europa".

Debido a su cercanía, Venezuela se ha transformado en uno de los puentes más importantes para el transporte de la droga colombiana hacia Estados Unidos y Europa.

Funcionarios estadounidenses han criticado a las autoridades venezolanas en el combate al narcotráfico por considerar que no lo han atacado eficazmente.

Las autoridades venezolanas repetidamente han refutado los señalamientos y han asegurado que los decomisos de droga y la detención de narcotraficantes aumentaron en Venezuela luego que terminó en el 2005 la cooperación con la DEA tras alegatos de que sus agentes incurrieron en actividades de espionaje.