Santos: "Estoy empeñado" en lograr la paz

En un discurso frente a colombianos que viven en Nueva York y Nueva Jersey, el presidente Juan Manuel Santos enumeró los logros de su gobierno y declaró que "nadie le ha pegado tan duro a las FARC" como lo ha hecho él hasta ahora.

"Estoy empeñado en que la paz sea posible en Colombia", insistió el mandatario del país sudamericano frente a una abarrotada sala en La Guardia College, en Long Island City, Nueva York. "El pueblo puede estar totalmente tranquilo porque lo que estamos negociando en La Habana son cómo cambiar las balas por los votos, las armas por los argumentos, para que el país pueda vivir en paz".

Desde finales del año pasado el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia sostienen un proceso de paz en la capital cubana para tratar de poner fin a casi 50 años de confrontaciones entre ambas partes.

"Si (las FARC) estuvieran fuertes no estarían dialogando", destacó.

En su discurso de una hora, parecido al de una campaña electoral, el mandatario también habló sobre los éxitos de su gobierno en el sector económico, educativo, fiscal y social.

Santos ha dicho que en noviembre anunciará si se postula para un segundo mandato de cuatro años en las elecciones de mayo de 2014.

A menudo interrumpido por los aplausos del público, Santos destacó el éxito de la operación hace tres años contra el "Mono Jojoy", uno de los líderes de ese grupo guerrillero, y explicó como desde entonces "no hemos bajado la guardia un instante".

Durante su mandato se han neutralizado a 47 cabecillas de las FARC que han sido dados de baja o están en la cárcel, agregó.

"Tenemos un abismo en cómo pensamos en el futuro del país, entre las guerrillas de las FARC y nosotros... pensamos diferente prácticamente en todo. Pero de eso trata la paz, de tender puentes entre contrarios. Por eso tenemos que perseverar, sin sacrificar lo fundamental de nuestra democracia y nuestro país", declaró Santos, quien se encuentra en Nueva York con motivo de la reunión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Con el auspicio de Cuba, Noruega, Venezuela y Chile, las negociaciones se instalaron en Oslo para luego trasladarse a La Habana y no tienen una fecha fija para concluir. Una de las rondas terminó el jueves en la capital cubana sin que se llegara a un acuerdo sobre la participación política y la inserción de los rebeldes en la vida civil, uno de los principales puntos de discusión. Ambas partes informaron de que harán un receso técnico hasta el 3 de octubre.

"Si uno pregunta a los colombianos '¿usted quiere que las FARC participen en política? 'No', dirán. ¿Usted quiere que las FARC entren en el Congreso? La gente dice 'no'. Es una reacción natural. Es una reacción obvia", dijo Santos. "Entonces yo quiero que con el proceso esté todo concreto: cuáles son las condiciones, cuáles son las ventajas y cuáles son los costos, para que el pueblo colombiano vea por primera vez que se hace un proceso con la condición de que tiene que ser refrendado por el propio pueblo colombiano".

Santos habló con energía desde el escenario de un teatro, vestido informalmente sin corbata y sin leer su discurso. Le acompañaron el representante en la cámara de los colombianos en el exterior, Jaime Buenahora, la cónsul de Colombia en Nueva York, Gladys Cifuentes, y los dirigentes de los partidos Liberal, Conservador y Verde, entre otros funcionarios.

Se espera que el mandatario se reúna el lunes con el presidente uruguayo José Mujica para hablar sobre las negociaciones de paz con las FARC.

Además se espera que se entreviste con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para hacerle entrega de una carta suscrita por Colombia, Panamá, Costa Rica y Jamaica en la que los cuatro países expresan su preocupación por lo que consideran son planes expansionistas de Nicaragua.

____

Claudia Torrens está en Twitter como http://www.twitter.com/ClaudiaTorrens