Reporte: Intel planea comprar al diseñador de chips Altera

Se espera que el fabricante de chips semiconductores Intel Corp. anuncie el lunes sus planes para comprar al diseñador de chips Altera Corp. por cerca de 17.000 millones de dólares, de acuerdo con un reporte de The Wall Street Journal.

El acuerdo, parte de la actual ola de consolidación de la industria que pretende impulsar los ingresos y las ganancias, se daría después de una ronda previa de negociaciones entre ambas compañías que culminó en abril.

El New York Post fue el primero en reportar el jueves por la noche que las dos compañías de Silicon Valley habían reiniciado pláticas.

El domingo, The Wall Street Journal (http://on.wsj.com/1K2KcnH ) reportó que "personas familiarizadas con el asunto" dijeron que los accionistas de Altera recibirían cerca de 54 dólares por acción, cifras similares a la oferta que la compañía con sede en San Jose, California, rechazó recientemente. Sin embargo, el periódico señaló que el acuerdo aún podría venirse abajo.

En caso que la adquisición prospere, es probable que se convierta en la más importante en los 47 años de historia de Intel.

Intel, con sede en Santa Clara, California, es el mayor fabricante del mundo de chips para PC y vende la mayoría de los chips usados en servidores, un producto mucho más rentable. De antemano se asoció con Altera, fabricando algunos de los chips de mayor categoría diseñados por la compañía de menor tamaño, mientras que Altera ha usado tecnología de Intel en el diseño de sus chips bajo un acuerdo a largo plazo logrado en 2013.

Altera resulta atractiva porque diseña chips usados en redes telefónicas y autos. Intel ha tratado de sumarse a tales mercados mientras la demanda de chips para computadoras personales decrece debido a una caída en las ventas de computadoras desktop y laptop en una época en que la gente usa más los smartphones y las tabletas para conectarse a Internet.

Desde que las noticias sobre las negociaciones se dieron a conocer a finales de marzo, las acciones de Altera han aumentado de cerca de 34,50 dólares a 50,50 dólares el viernes pasado, cuando subieron más de 7%. Durante el mismo periodo, las acciones de Intel han mejorado de estar apenas debajo de los 30 dólares a 34,46, incluyendo un incremento de aproximadamente 1,6% en viernes.