Catar extiende prohibición sobre ex reos de Guantánamo

Catar acordó extender temporalmente la prohibición de viajar a cinco líderes del Talibán que fueron liberados el año pasado de la prisión de la Bahía de Guantánamo, Cuba, a cambio del sargento estadounidense Bowe Bergdahl, indicó el domingo un funcionario de Estados Unidos.

El funcionario señaló que la prohibición seguiría vigente hasta que se concreten las negociaciones diplomáticas sobre una solución a más largo plazo. Las restricciones iban a expirar el lunes bajo un acuerdo de mayo de 2014 por el intercambio de Bergdahl. Funcionarios estadounidenses dijeron el viernes que el gobierno del presidente Barack Obama estaba cerrando un acuerdo con Catar para extender seis meses las restricciones, el cual podría ser anunciado este fin de semana. No quedó claro de inmediato por qué el acuerdo no ha sido finalizado.

Los funcionarios agregaron que Estados Unidos continúa en "contacto cercano" con las autoridades de Catar "para asegurar que estos individuos no representen una amenaza para Estados Unidos". Como resultado hasta el momento de las negociaciones, Catar "ha aceptado mantener las actuales condiciones restrictivas sobre estos individuos mientras continuamos estas negociaciones", indicó el funcionario.

Dijo que los ex prisioneros actualmente se encuentran en Catar y permanecen sujetos s la prohibición de viajar y a un exhaustivo monitoreo. El funcionario solicitó no ser identificado debido a que no está autorizado a hablar públicamente sobre el asunto.

Bajo los términos del intercambio, los cinco detenidos fueron enviados a Catar, donde funcionarios del gobierno aceptaron monitorear sus actividades y evitar durante un año que viajen fuera del país. A cambio, Bergdahl, quien permaneció cautivo del Talibán durante casi cinco años después de abandonar su puesto militar en Afganistán, fue entregado a las fuerzas armadas estadounidenses. Recientemente fue acusado de deserción.

Al menos uno de los cinco presuntamente se puso en contacto con milicianos durante el último año estando en Catar. No se han proporcionado detalles sobre ese contacto, pero la Casa Blanca confirmó que uno de los ex prisioneros fue colocado bajo mayor vigilancia.

Uno o más de los detenidos se reunió con algunos miembros del grupo miliciano Haqqani afiliado a Al Qaeda a inicios de este año en Catar, según el senador estadounidense republicano Lindsey Graham. Esa fue una indicación de que el grupo estaba buscando comunicarse con los llamados Cinco del Talibán, señaló Graham, quien pronosticó que los cinco se unirán nuevamente al combate.

Cuatro de los cinco ex prisioneros continúan en la lista negra de Naciones Unidas, la cual congela sus activos y los coloca en una prohibición separada para viajar.