Causa revuelo nuevo nombre de los conservadores en Francia

Los nuevos conservadores franceses son los mismos que los de antes, aunque con nombre diferente.

La UMP --acrónimo de Unión para un Movimiento Popular-- cambió el sábado oficialmente su nombre a "los Republicanos" después de una votación de dos días de sus miembros.

El partido, liderado por el expresidente Nicolas Sarkozy, espera que despojarse del nombre original le permita deshacerse también de alguna carga política antes de las elecciones presidenciales del 2017.

El cambio ha provocado indignación en algunos sectores de Francia, nación a la que todos en el espectro político llaman "la República". Algunos oponentes izquierdistas persuadieron a un tribunal de que aceptara el caso, argumentando que Sarkozy intentaba privatizar un símbolo francés.

Un tribunal dictaminó esta semana a favor del partido conservador, pero se anticipa que el fallo definitivo se dará a conocer más adelante en un caso que podría prolongarse durante más de un año.

"Yo preguntaría a aquellos de la izquierda que desean negarnos el nombre 'republicano' ¿qué han hecho por la República?", dijo Sarkozy el sábado ante un público entusiasta en el congreso del partido.

Los republicanos estadounidenses podrían no identificarse con los republicanos franceses, ya que pocos en Francia se oponen al seguro de salud para todos, a la reducción de impuestos o al corte de beneficios para desempleo.

Pero el gobernante Partido Socialista se complace en establecer la comparación. El sábado lanzó una campaña de carteles en que se mofa de Sarkozy con una foto suya cabalgando que lo equipara a un vaquero en referencia al Partido Republicano de Estados Unidos. El líder del Partido Socialista, Jean-Christophe Cambadelis, ha insistido en resaltar la "fascinación" de Sarkozy con el expresidente estadounidense George W. Bush, un personaje impopular en Francia.