Terremoto frente a costa de Japón; sin alerta de tsunami

Un terremoto sacudió el sábado el fondo marino frente a unas remotas islas de Japón y se sintió en la mayor parte del país, pero el movimiento ocurrió en un nivel tan profundo del planeta que no generó la activación de una alarma de tsunami, informaron las autoridades.

Varias personas sufrieron heridas menores y no hubo reportes de muertes ni de daños significativos.

El sismo en altamar tuvo una magnitud de 8,5 frente a las islas Ogasawara, a una profundidad de 590 kilómetros (370 millas), indicó la Agencia Meteorológica de Japón. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) informó que según sus equipos, el terremoto tuvo una magnitud de 7,8 y una profundidad de 678 kilómetros (421 millas).

El temblor fue lo suficientemente potente para sacudir la mayor parte de Japón, desde las sureñas islas de Okinawa hasta Hokkaido, en el norte. También hizo que los edificios se mecieran en la capital --a unos 1.000 kilómetros (620 millas) al norte de las islas Ogasawara-- e interrumpió algunos servicios de trenes en la ciudad.

Alrededor de 400 viviendas en la prefectura de Saitama, al norte de la capital, se quedaron sin electricidad, según la compañía Tokyo Electric Power Co.

El domingo por la mañana, un sismo de magnitud 6,4 sacudió las islas Izu también en Japón, al norte de las islas Ogasawara, señaló el USGS. Reportó que el movimiento se ubicó a una profundidad de apenas 13 kilómetros (ocho millas) con epicentro a 630 kilómetros (390 millas) al sur-sureste de Tokio.

Ese sismo tampoco fue lo suficientemente fuerte para generar una alerta de tsunami o lo suficientemente cerca de las islas para causar daños o lesiones significativas, dijo John Bellini, geofísico del USGS en Golden, Colorado. Agregó que lo consideraron como un evento sísmico independiente y no una réplica al terremoto de magnitud 8,5 que ocurrió horas antes.

En terremoto del sábado hizo que se detuvieran los ascensores del complejo comercial y de negocios Roppongi Hills de Tokio, poco después que se sintiera el sismo en la zona. Ello obligó a cientos de visitantes a bajar por las escaleras. Entre ellos había unas 200 personas que acudieron a la exposición de Star Wars en el piso 52.

En Saitama, una mujer de 70 años sufrió una lesión menor en la cabeza cuando una placa de cerámica cayó de un armario, dijo la policía local. En Kawasaki, al sur de Tokio, un oficinista de 56 años cayó por la sacudida y se lesionó las costillas, de acuerdo con la cadena pública de televisión NHK.

Yoshiyuki Sasamoto, un funcionario municipal en la isla de Chichijima, que forma parte del archipiélago de Ogasawara, dijo a NHK que en un principio se sintió un temblor leve y que cuando creyó que todo había terminado "hubo una sacudida violenta y ni siquiera pude mantenerme en pie".

En una posada en Hahajima, una isla de Ogasawara, los muebles fueron sacudidos violentamente, aunque nada se cayó ni se rompió, afirmó el posadero Michiko Orita a NHK.

"Fue aterrador. Toda la casa temblaba y un altar budista fue sacudido violentamente. Nunca había visto esto antes", dijo. Agregó que todos sus huéspedes estaban a salvo.

La agencia meteorológica japonesa explicó que no emitió alerta de tsunami porque el sismo ocurrió muy por debajo de la superficie de la Tierra. Los terremotos bajo los mares profundos normalmente no causan tsunamis y por lo general causan menos daño que los poco profundos.

En marzo de 2011, un terremoto de magnitud 9,0 sacudió el noreste de Japón y provocó un tsunami que mató a más de 18.500 personas y devastó gran parte de la costa del Pacífico norte. La profundidad de ese sismo fue de apenas 24 kilómetros (15 millas), según la agencia meteorológica.