Blatter hace mención del apoyo que le da Oceanía

Joseph Blatter casi acababa de ser reelegido como presidente de la FIFA durante una semana llena de controversias cuando se tomó el tiempo el viernes para agradecer a sus amigos en la más remota y pequeña de las seis confederaciones internacionales de fútbol.

"Necesitamos más respeto para la confederación" de Oceanía, afirmó Blatter poco después de ser reelegido en el Congreso de Zurich para un quinto período. Y el directivo de 79 años hizo otra referencia a los 11 miembros con capacidad de voto en el grupo de Oceanía dispersos a lo largo del Pacífico Sur.

Hizo sus declaraciones durante una semana muy agitada para él después de que la policía, bajo instrucciones de autoridades judiciales estadounidenses y suizas, arrestara a altos funcionarios de la FIFA por cargos de corrupción y crimen organizado.

A continuación presentamos algunas cosas a tener en cuenta con relación a la Confederación de Fútbol de Oceanía:

____

LOS JUGADORES: Esta confederación tiene su sede en Auckland, la ciudad más grande de Nueva Zelanda, el cual es el país de mayor extensión y habilidad en el fútbol en la zona. Las otras 10 naciones con derechos de voto son la Samoa Americana, las Islas Cook, Fiji, Nueva Caledonia, Papúa Nueva Guinea, Samoa, las Islas Salomón, Tahití, Tonga y Vanuatu. Hay tres naciones "asociadas" que carecen de derecho a sufragar: Niue, Kiribati y Tuvalu. En conjunto, la población de todos sus países miembros es de sólo 15 millones de personas.

EL CONTEXTO: La votación del viernes para elegir presidente involucró a los 209 países miembros de la FIFA. África tuvo 54 sufragios, Europa 53, Asia 46, Norte y Centroamérica y el Caribe 35 votos, Oceanía 11 y Sudamérica 10. Así, Oceanía, una confederación con muy pocos antecedentes destacados en el fútbol internacional, contó con un sufragio más que la conferencia que representa a los poderosos equipos sudamericanos de Brasil y Argentina.

LOS EXITOS: Oceanía ha enviado equipos a la Copa del Mundo en cuatro ocasiones: Australia en 1974 y 2006, y Nueva Zelanda en 1982 y 2010. Los australianos ya dejaron este grupo y pasaron a la Confederación Asiática de Fútbol.

SÓLO MEDIO ESPACIO: Oceanía es la única confederación de la FIFA que no tiene un sitio garantizado en el Mundial de fútbol. Entre 1966 y 1982, los equipos de esta confederación participaban en las eliminatorias de Asia, mientras que a partir de 1986, los ganadores de las eliminatorias de Oceanía tenían que enfrentar otro desempate internacional frente a una escuadra de otra confederación con el fin de obtener un boleto a la Copa del Mundo. Sin embargo, Blatter ha insinuado que Oceanía pronto podría tener garantizado un lugar en futuros mundiales.

EL FACTOR DE APOYO: La confederación de Oceanía anunció en enero y de nuevo el mes pasado que apoyaría a Blatter, como la ha hecho en forma constante a lo largo de sus períodos en la presidencia. Sin embargo, Nueva Zelanda cambió de opinión después de los arrestos de funcionarios de la FIFA. El vecino más cercano de los neozelandeses, Australia, también votó en contra de Blatter.

LA CONTROVERSIA: Reynald Temarii de Tahití, exvicepresidente de la FIFA y presidente de la confederación de Oceanía, fue suspendido 12 meses en 2010 por violar las normas de confidencialidad del máximo organismo rector del fútbol mundial. Temarii fue absuelto de corrupción, pero concluyó su presidencia de seis años de dicha confederación después de que fue videograbado en secreto mientras hablaba con periodistas encubiertos durante el cabildeo para los derechos de organizar los Mundiales de 2018 y 2022.

Temarii se reunió con un periodista en la sede de la confederación en septiembre de 2010 y fue videograbado mientras aparentemente solicitaba tres millones de dólares neozelandeses (en aquel entonces 2,3 millones de dólares) para financiar una academia de fútbol allí. Temarii, que sostiene es inocente, dijo que le indicó al periodista que sus votos para los Mundiales de 2018 y 2022 no podían ser adquiridos, y argumenta que sólo una pequeña parte de la entrevista videograbada fue hecha pública.