Ante sequía, California dispone menos agua para jardines

Tratando de combatir una sequía histórica, reguladores en California dispusieron el viernes que céspedes y otros jardines en edificios nuevos o renovados usen plantas que requieran menos agua.

La Comisión de Estándares de Construcción votó en favor de cambiar las regulaciones para reducir la demanda de agua. Los promotores inmobiliarios pueden cumplir las reglas plantando arbustos en lugar de césped o instalando válvulas de riego lento en lugar de las rociadoras tradicionales.

"Vas a seguir viendo césped, pero mucho menos", dijo Bob Raymer, de la Asociación de la Industria de Construcción de California, que respaldó los cambios.

Las nuevas normas son parte de la política de California de concentrarse en céspedes ornamentales como desperdicios de agua durante la peor sequía que se ha registrado en el estado. La irrigación exterior representa casi la mitad del uso residencial de agua.

Las nuevas regulaciones entrarán en vigor el lunes para nuevos edificios de oficinas, escuelas y hospitales, y el 15 de junio para edificios residenciales. Funcionarios esperan que los jardines usen aproximadamente 20% menos agua si se cumplen las regulaciones.

Los jardines y céspedes que no se ajustan a regulaciones están prohibidos bajo regulaciones separadas aprobadas previamente este año por la Junta de Control de Recursos Hidráulicos del estado.

La Comisión de Estándares de Construcción aceleró la emisión de las nuevas regulaciones en respuesta a una orden ejecutiva del gobernador Jerry Brown de una conservación inmediata y permanente a causa de la sequía.

Brown había pedido una prohibición de rociadores tradicionales en nuevos edificios, pero su gobierno abandonó la propuesta luego de que funcionarios de la industria apuntasen que eso pudiera prohibir no intencionalmente sistemas de irrigación que reutilizan agua que fluye de tragantes e inodoros.

Las normas aprobadas el viernes establecen una cantidad máxima de agua para mantener céspedes y jardines basada en una fórmula. Corresponde ahora a los promotores inmobiliarios determinar cómo cumple esos límites, y a los gobiernos locales cómo hacerlos cumplir.

___

Fenit Nirappil está en Twitter como: www.twitter.com/FenitN