Croacia compensará a víctimas de violación en guerra

Los legisladores croatas aprobaron el viernes un proyecto de ley que compensa a las víctimas de violación durante la guerra de independencia del país, hace más de 20 años, una medida que fue considerada un paso tardío pero importante hacia la sanación de las heridas del conflicto de 1991-1995.

El parlamento aprobó la legislación --que da derecho a las víctimas a una compensación única de unos 13.000 euros (14.000 dólares), un estipendio mensual, servicios médica, terapia y ayuda legal-- con 86 votos a favor y tres abstenciones.

Los expertos han calculado que varios miles de mujeres sufrieron de algún tipo de violencia sexual durante la guerra que inició cuando Croacia declaró su independencia de la antigua Yugoslavia en 1991. Sin embargo, sólo un pequeño número buscó justica en los tribunales croatas y los expertos esperan que ahora más mujeres se presenten ante la policía.

El conflicto croata-serbio inició cuando los serbios de Croacia --respaldados por el ejército yugoslavo-- se rebelaron contra la independencia del país, tomaron control de un tercio del territorio, fundaron un Estado, y expulsaron y asesinaron a miles de croatas. La ciudad oriental de Vukovar, que fue intensamente bombardeada por el ejército yugoslavo, fue la más afectada.

Ana Horvatinec y su hija fueron violadas en repetidas ocasiones por varios soldados serbios mientras estaban en cautiverio después de la caída de Vukovar en noviembre de 1991. Ahora con 66 años, Horvatinec ha pasado los últimos 20 años en terapia y medicada.

Dijo que la compensación llegó muy tarde, pero que era "mejor tarde que nunca".

"La justicia no es una mera palabra", dijo Horvatinec. "Claro, la ley cambiará mi vida. financieramente, pero más que cualquier cosa, otra vez soy un ser humano".

Dubravka Jagodic, una serbia, fue violada y su esposo fue asesinado en Virovitica, un pueblo cerca de la frontera húngara, en 1991. Un croata combatiente la obligó a quitarse la ropa al apuntar con una pistola a la cabeza de su hijo. Jagodic, ahora de 52 años, dijo que "ningún dinero puede compensar lo que me sucedió a mí y a mis hijos".

"Sólo quiero ver que se haga justicia", dijo.

Miles de mujeres también fueron violadas durante las guerras de la década de 1990 en Bosnia y Kosovo. Ambos países incluyeron la compensación por violación en las leyes existentes.

Expertos croatas dijeron que hacerle frente al problema y compensar a las víctimas era importante para tratar el trauma.

"Admitir su sufrimiento a través de semejante ley es definitivamente un paso hacia delante", dijo la psicóloga Marijana Senjak, que trabajó con las víctimas. "Fue una página muy negra en las guerras de la década de 1990".