Eduardo Rodríguez de Boston gana en su debut como visitante

Eduardo Rodríguez se fue a la cama y soñó con su debut en las Grandes Ligas después de que los Medias Rojas de Boston arribaron a Texas.

Y la realidad el jueves por la noche fue aún mejor para el zurdo venezolano de 22 años.

Rodríguez lanzó un poco más de siete entradas sin permitir carrera, con lo que se convirtió en el abridor más joven de los Medias Rojas en ganar su debut en las ligas mayores como visitante desde 1967, y Boston superó 5-1 a los Rangers. Con ello echó a perder el primer partido de Josh Hamilton como local en Texas.

"No estaba nervioso en el primer par de lanzamientos", dijo Rodríguez. "Salí y vi las luces y vi el estadio, y dije: 'Conque así es esto'''.

El venezolano --ya de por sí el lanzador más joven de los Medias Rojas en debutar como visitante desde que Roger Clemens lo hizo a los 21 años en 1985_, se convirtió en el más joven desde que Billy Rohr tenía 21 cuando ganó su debut en el estadio de los Yanquis de Nueva York el 14 de abril de 1967.

"Estuvo sobresaliente. Muy impresionante; tenía porte", dijo John Farrell, mánager de los Medias Rojas, cuyo equipo rompió una racha de tres derrotas.

Rodríguez dijo que nunca pensó en los peloteros a los que les estaba lanzando, a pesar de que la rotación de los Rangers cuenta con bateadores como Prince Fielder, el dominicano Adrián Beltré y Hamilton.

Este último se fue de 4-2, luego de que conectó un doble a la esquina del jardín derecho al primer lanzamiento que le mandó Rodríguez en el segundo inning. Agregó un sencillo productor en la novena entrada y con ello puso fin al intento de Boston de lograr una blanqueada.

De vuelta en Texas un mes y un día después de que los Angelinos de Los Ángeles lo volvieron a adquirir, el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en 2010 llevaba foja de 11-1 en sus primeros tres partidos luego de reunirse de nuevo con el equipo el lunes en Cleveland.

"Será un partido que recordaré para siempre", dijo Hamilton, que fue ovacionado cuando acudió a batear por primera vez. "Simplemente hace que uno se sienta bien. Espero que los aficionados sepan que les estoy dando todo lo que tengo ahora que regresé, de la misma forma en que lo hice cuando estuve aquí antes".

Rodríguez (1-0) ponchó a siete y regaló dos bases por bolas. Dejó el partido en la octava con dos corredores embasados antes de que Tommy Layne pusiera out a Shin-Soo Choo con un tercer strike cantado.

Boston siguió adelante definitivamente cuando Mookie Betts pegó un sencillo productor en la quinta entrada ante Nick Martínez (4-1). El dominicano Hanley Ramírez, que entró como bateador designado luego de que su compatriota David Ortiz --quien se encuentra en un bache ofensivo-- tuvo la noche libre, abrió la sexta entrada con su undécimo cuadrangular de la campaña, lo que puso la pizarra 2-0.

En otro encuentro, Starling Marte y Gregory Polanco conectaron vuelacercas ante Ian Kennedy, Jung Ho Kang agregó otro de tres carreras y los Piratas de Pittsburgh obtuvieron su séptima victoria seguida al vencer 11-5 a los Padres de San Diego.

Andrew McCutchen, Neil Walker y el venezolano Francisco Cervelli conectaron tres hits cada uno de los 15 que tuvieron los Piratas.

A.J. Burnett ganó su quinta apertura seguida. Los abridores de los Piratas llevan foja de 7-0.

"Como que el juego es un poco extraño", dijo el mánager Clint Hurdle. "Hemos tenido épocas aquí en las que los abridores no obtienen ningún triunfo. Simplemente depende de si se anotan carreras... Es una de esas secuencias extrañas del juego. Es agradable ver que, cuando los abridores lanzan bien, obtienen una marca que cae en la columna adecuada".

Burnett dedicó sus elogios a los bateadores.

"La ofensiva está en una pequeña racha agradable", afirmó. "Esta noche salieron abanicando los bates. Están jugando duro en general. Es divertido formar parte de ello".

Pittsburgh anotó sus primeras seis carreras a base de jonrones, incluidos dos batazos largos de Kang y del dominicano Polanco. El toletazo de Kang con dos outs en la primera entrada recorrió aproximadamente 430 pies hasta caer en las gradas del segundo piso en el jardín izquierdo. Polanco abrió el segundo capítulo con un vuelacercas de 414 pies al jardín central.

Por su parte, el dominicano Marte pegó un cuadrangular de dos carreras en la tercera entrada. McCutchen se encontraba en la primera base luego de que pegó un sencillo.

Burnett permitió cinco carreras, cuatro de ellas limpias, y ocho hits en poco más de cinco entradas. También ponchó a seis y regaló dos bases por bolas.

"Ha tenido muy buen arranque en la temporada", dijo el manager Clint Hurdle. "Podríamos haber defendido mejor para ayudarlo. Probablemente ello le habría evitado algo de tensión en la cuarta y la quinta" entradas.

Kennedy (2-5) tuvo que abandonar el montículo cuando McCutchen pegó un doble productor con dos outs en la cuarta entrada.

En otros partidos de la noche, los Atléticos de Oakland vencieron 5-4 a los Yanquis de Nueva York; los Angelinos de Los Ángeles aplastaron 12-2 a los Tigres de Detroit; los Indios de Cleveland superaron 5-3 a los Marineros de Seattle y los Gigantes de San Francisco blanquearon 7-0 a los Bravos de Atlanta.

Además, los Medias Blancas de Chicago y los Orioles de Baltimore dividieron triunfos en una doble cartelera: Chicago ganó el primero 3-2 y los Orioles se llevaron el segundo con pizarra de 6-3.