Jurados escuchan a Holmes lamentar ataque a cine

Los jurados en el juicio por la masacre en una sala de cine en Colorado escucharon por primera vez al pistolero decir que lamentaba el ataque y que en ocasiones lloraba por ello.

Los comentarios de James Holmes se produjeron unos dos años después del ataque, en una entrevista grabada en video con un siquiatra designado por el estado.

El jueves, los jurados vieron el video y escucharon testimonio del doctor, William Reid, quien dijo que piensa que Holmes sabía las consecuencias de sus acciones cuando abrió fuego durante el estreno de una película de Batman en julio del 2012 en Aurora.

En el video, Reid le pregunta a Holmes si se emocionó cuando sus padres le visitaron en la cárcel por primera vez. Holmes responde: "No", pero admite que a veces llora antes de irse a dormir porque se siente mal por el ataque.

"¿Qué te hace llorar?", pregunta el siquiatra.

"Remordimiento", dice Holmes. "Usualmente antes de irme a la cama".

"¿Remordimiento por qué?", pregunta Reid.

"Por el ataque", responde.

Horas antes, Reid declaró sobre sus conclusiones de las entrevistas de julio del 2014, y dijo que "cualquier cosa que (Holmes) haya estado padeciendo" aquella noche, él sabía lo que estaba haciendo.

Cuando se le recordó que su trabajo era determinar si Holmes estaba legalmente cuerdo durante el ataque, Reid declaró: "Cualquier cosa que haya padecido, no le impidió formar intenciones ni saber las consecuencias de lo que hacía".

El comentario frustró al fiscal, que dijo que su testigo se le había adelantado. Y motivó que la defensa pidiese un juicio nulo.

El juez Carlos Samour negó el pedido, aunque admitió que pudiera confundir a los jurados sobre la cuestión central del juicio. Los jurados deben decidir si el estado mental de Holmes en el momento del ataque se ajustaba a la definición legal de cordura en Colorado.

Esencialmente, dijo el juez, Reid debe limitar sus opiniones a la cuestión de si Holmes era capaz de distinguir bien de mal, no decir si él de hecho lo entendió.

Tras una larga pausa para resolver el asunto, el fiscal George Brauchler le pidió a Reid que fuese "preciso" sobre sus conclusiones, y el siquiatra dio las respuestas más breves posibles.

¿Sufría Holmes de una enfermedad mental grave? "Sí".

Pese a esa enfermedad, ¿tenía Holmes "la capacidad para distinguir entre bien y mal" el 19 y el 20 de julio, la noche del ataque? "Sí".

¿Tenía Holmes la capacidad de formar la intención de actuar tras deliberación y actuar de acuerdo con ello? "Sí".

Y ¿se ajustaba Holmes a la definición legal de cordura? "Sí".

Holmes se ha declarado inocente por razón de discapacidad mental por el ataque que mató a 12 personas e hirió a 70 más. La fiscalía quiere que sea ejecutado, no enviado a un hospital siquiátrico.