Completan desalojo de notorio barrio vertical

El gobierno venezolano completó el desalojo de miles de ocupantes ilegales que vivieron casi una década en un rascacielos a medio terminar localizado en el corazón del antiguo y próspero sector financiero de Caracas, venido a menos en las últimas dos décadas por el deterioro y la delincuencia, informó el jueves el presidente Nicolás Maduro.

"El día de ayer... nosotros los caraqueños... tuvimos la feliz noticia de que culminó el proceso de dignificación, de traslado" de 1.295 familias o 4.585 personas "que vivían en la Torre Confinanzas, torre muy famosa en el mundo", dijo Maduro en un acto de gobierno transmitido por la televisión estatal.

Maduro admitió que su existencia "era una vergüenza" y en consecuencia dio la orden de trasladar a sus ocupantes a "viviendas dignas" construidas por el gobierno para los más pobres.

Funcionarios del gobierno de Maduro, militares, bomberos y socorristas de Protección Civil participaron en la última etapa de desalojo que se realizó la víspera.

El edificio de 45 pisos fue abandonado a mediados de la década de 1990 y llegó a ser conocido como la Torre de David, por el finado empresario David Brillembourg, quien invirtió en este fallido proyecto.

Pese a que fue poblada durante el largo mandato del fallecido presidente Hugo Chávez, que llegó al poder en 1999, Maduro, su heredero político, repetidamente ha dicho que la torre había sido un símbolo del neoliberalismo fallido y la corrupción, en alusión a gobiernos anteriores.

Para muchos, el rascacielos poblado por ocupantes ilegales se convirtió en un símbolo de la anárquica y disfuncional capital venezolana. Incluso fue representada en la serie televisiva estadounidense "Homeland" como un lugar sin ley donde los delincuentes tomaban parte de conspiraciones internacionales y asesinaban con impunidad.

El ex jefe del gobierno del Distrito Capital, Ernesto Villegas, ha dicho que el desalojo era necesario porque la torre, que carecía de instalaciones básicas como cloacas, así como paredes o ventanas, no era seguro para sus habitantes. Niños murieron al caer, aseveró.

Villegas, que dejó el cargo para participar en las elecciones primarias del oficialismo con miras a los próximos comicios parlamentarios, fue comisionado para supervisar la etapa final del desalojo.

Maduro anunció que ordenó la conformación de una comisión presidencial para convertir la torre " en un centro de los derechos urbanos desde la concepción socialista para Caracas".

La torre "se la entrego a la cultura, a todas las artes". Espera que se convierta en "un gran centro de actividad para la vida, un gran centro para la seguridad", agregó, sin dar otros detalles.