Rory no emboca una en Irlanda: se apunta 80, 9 sobre el par

Pareciera que Rory McIlroy no puede jugar bien frente a su público.

El norirlandés lució desconcertado el jueves al redondear una ronda de 80, nueve sobre el par, en el inicio del Abierto Irlandés.

No embocó una en una jornada de lluvias y fuertes vientos en el Royal County Down, al pie de las Mourne Mountains, famosas por sus pintorescas vistas del mar y las dificultades del campo.

El norirlandés se apuntó bogeys en la mitad del recorrido y no logró un solo birdie.

"Le pegué muy mal a la bola. Tenía que hacer tiro de tres o cuatro metros (8 a 12 pies) para lograr el par, y no acerté uno", declaró McIlroy, quien dijo que a medida que se acercaba al green, "jugaba peor".

La semana pasada McIlroy no sobrevivió a las dos primeras rondas en Wentworth.

Si es eliminado el viernes, será el tercer año seguido en que no pasa de la segunda ronda en el Abierto Irlandés, torneo que nunca estuvo cerca de ganar en ocho presentaciones.