Aumentan solicitudes por desempleo en mercado estable

Un mayor número de estadounidenses solicitó beneficios por desempleo la semana pasada aunque el nivel general de desempleo sigue siendo bajo y apunta a un mercado laboral saludable.

El Departamento de Trabajo dijo que las solicitudes semanales aumentaron en 7.000 a 282.000, cifra ajustada estacionalmente. El promedio de cuatro semanas, que hace dos semanas bajó a su mínimo histórico, subió en 5.000 a 271.500.

Las solicitudes son una medida de los despidos. Durante 12 semanas se han mantenido por debajo de las 300.000, una cifra históricamente baja. Eso sugiere que los estadounidenses experimentan seguridad laboral. También indica que los empleadores confían suficientemente en el panorama económico como para mantener su personal.

La cifra de quienes reciben beneficios aumentó en 11.000 a 2.220.000. La cifra ha caído el 16% en el último año y representa alrededor del 25% de la cifra total de desempleados. Muchas de esas personas sin trabajo han usado sus beneficios mientras otros, como los recién graduados no califican para recibir esos subsidios.

Los datos del jueves indican que el mercado de trabajo se ha mantenido saludable aunque la economía ha mostrado titubeos. Es también una señal de que la lenta marcha de la economía no ha asustado a los empleadores y que quizá sea temporal.

El viernes el gobierno dará a conocer un cálculo actualizado del desempeño de la economía en los tres primeros meses del año. Economistas pronostican que indicarán que el crecimiento económico se redujo a una tasa de 0,8 anual, de acuerdo con un sondeo llevado a cabo por FactSet. Eso sería una cifra peor a la estimada en el mes pasado en el sentido de que el crecimiento fue de solo 0,2%. Ambas cifras están lejos del crecimiento de 3,6% del segundo semestre de 2014.

El comportamiento del segundo trimestre es mixto. Los consumidores gastaron con cautela en abril de acuerdo con un informe de ventas minoristas y en restaurantes dado a conocer a principios de mes. Los estadounidenses no han aumentado su consumo este año pese al aumento en la contratación y que los precios de los combustibles son menores en un dólar por galón (3,75 litros) a los dce hace un año.