ONU contrata trabajadores para transportar ayuda en Nepal

La agencia alimentaria de Naciones Unidas ha contratado miles de guías y otros trabajadores para llevar comida, medicinas, tiendas de campaña y demás suministros a aldeas del norte de Nepal, en su mayoría inaccesibles, que registraron amplia destrucción de viviendas a causa de los dos poderosos sismos que sacudieron recientemente la región, dijeron el miércoles autoridades.

Richard Ragan, del Programa Mundial de Alimentos, dijo que los trabajadores cargarán los suministros en sus espaldas y repararán los senderos destruidos durante los sismos del 25 de abril y el 12 de mayo. El número de ellos que serán contratados dependerá de las necesidades.

"Lo importante es entregar asistencia (y) crear una red de rutas seguras y sostenibles para que la gente pueda procurarse sustento y empleo. Lo importante es la recuperación después del desastre", declaró Ragan en Katmandú. Los trabajadores contratados incluyen guías de montaña y senderos, así como mozos.

Unas 100.000 personas que habitan las montañas del norte de Nepal no han recibido asistencia alguna desde que sucedieron los sismos. Un total de 8.676 personas perdieron la vida y miles de inmuebles resultaron dañados o destruidos a causa de ambos terremotos en Nepal.

Un alud provocado por el temblor cayó sobre el campamento base en el monte Everest; 19 personas murieron en el lugar y debido a la tragedia fue suspendida la temporada de montañismo de primavera.

Las temporadas de montañismo de 2014 también fueron canceladas debido a la muerte de 16 guías sherpa a causa de otro alud.

Decenas de miles de montañistas y excursionistas extranjeros huyeron de Nepal y regresaron a sus países después del primer sismo, en tanto que los guías, cuidadores y otros trabajadores que dependen de esos turistas para su sustento se quedaron sin empleo.

"Estas personas han tenido temporadas sucesivas de dificultades. Su trabajo en el año se les interrumpió, dos años terribles en el Everest y ahora un sismo", afirmó Ragan.

Grupos extranjeros de asistencia y el gobierno transportan alimentos y otros suministros a las aldeas arrasadas, donde numerosas personas perdieron la vida a causa de los sismos; los mayores estragos ocurrieron en comunidades cercanas a las zonas montañosas donde se situaron los epicentros de los movimientos telúricos.

Algunas comunidades quedaron aisladas debido a aludes de tierra y piedras, aunque muchas aldeas en el norte tienen sus senderos dañados y carecen caminos así como espacios planos en los que puedan aterrizar helicópteros.

Los trabajadores que contrató el Programa Mundial de Alimentos recibirán una paga diaria de 12 dólares, aproximadamente el ingreso mínimo de un mozo durante una temporada de montañismo.