Wall Street tiene su peor jornada en tres semanas

El mercado accionario tuvo el martes su peor jornada en tres semanas ante el nerviosismo de los inversionistas por la crisis de la deuda griega y la apreciación del dólar.

En busca de protección financiera, los inversionistas buscaron refugio en la compra de bonos del gobierno estadounidense.

El promedio industrial Dow Jones perdió 190,48 puntos, 1%, y cerró en 18.041,54.

El índice Standard & Poor's 500 bajó 21,86 unidades, también 1%, y se ubicó en 2.104,20, en tanto que el compuesto Nasdaq retrocedió 56,61 unidades, 1,1%, y quedó en 5.032,75.

Sólo un reducido número de empresas obtuvo ganancias: 32 de las 500 que cotizan en el S&P.

Time Warner Cable aumentó su valor luego de acordar su venta a Charter Communications en 55.000 millones de dólares.

Las acciones de Time Warner subieron 12,42 dólares, 7%, y se ubicaron en 183,60 dólares. Las de Charter ganaron 4,45 dólares, o 2,5%, y terminaron en 179,78 dólares.

Por un lado, persiste la preocupación entre los inversionistas sobre la capacidad de Grecia para reembolsar su deuda. Grecia podría verse imposibilitada de efectuar un pago el 5 de junio si no recibe nuevos recursos del rescate financiero de sus acreedores, los cuales le exigen que efectúe reformas a la economía del país.

Las conversaciones para alcanzar un acuerdo se reanudaron el martes después de un receso el fin de semana, pero se desconoce si será posible concretarlo a tiempo.

Por el otro, el alza del dólar del martes repercutió en diversos mercados. Bajaron de precio el petróleo, el oro y otras materias primas que se cotizan en dólares.

Debido a esa situación tuvieron baja bursátil las compañías que negocian con materias primas, como las mineras, o que efectúan la mayor parte de sus actividades fuera de Estados Unidos.

Cerraron con retroceso las acciones de todas las compañías industriales, las relacionadas con el petróleo y el gas así como las del sector de materiales.

Aunque los inversionistas han tenido en cuenta durante años las dificultades financieras de Grecia, el país está ahora en vilo.

Atenas carece de liquidez para cubrir este mes su adeudo por 6.700 millones de euros a los inversionistas y al Fondo Monetario Internacional.

La otra gran pregunta para los inversionistas es la fecha en la que la Reserva Federal elevará su tasa de interés por primera vez en casi una década.

Muchos prevén que el aumento de las tasas podría ocurrir a finales de año o a principios del siguiente.

"Si crees que Grecia se encuentra agonizante en la eurozona, es mejor estar seguro y poner tu dinero en dólares estadounidenses; y ya sobre la marcha lidiar con el aumento en la tasa de interés de la Fed", dijo Quincy Krosby, estratega de mercados con la firma Prudential Financial.

Tanto el Banco Central Europeo como el Banco de Japón mantienen vigente su programa de compra de bonos para estimular sus economías, tal como lo hizo en fecha reciente la Reserva Federal en Estados Unidos.

Las compras de bonos de gobierno pueden tener como efecto colateral un debilitamiento de las monedas europea y japonesa.

Si la Fed sube las tasas de interés, el dólar podría incluso ganar mayor terreno frente al euro y el yen.

Los bonos del gobierno estadounidense tuvieron un gran aumento de precio y por ende su rendimiento bajó considerablemente. El rendimiento de la nota del Tesoro a 10 años bajó a 2,13%.

El petróleo bajó de precio de manera considerable ante el fortalecimiento del dólar. Como el petróleo se cotiza en dólares en el mundo, el alza del dólar encarece el crudo a quienes tengan monedas extranjeras.

El crudo de referencia en Estados Unidos perdió 1,69 dólares y cerró en 58,03 dólares el barril en Nueva York. El Brent, el crudo de referencia internacional que utilizan muchas refinerías estadounidenses, bajó 1,80 y terminó en 63,72 dólares en Londres.

El oro retrocedió 17,10 dólares y quedó en 1.186,90 la onza.